Realiza INE Seminario “¿Por qué el género es relevante para los hombres?”

Escrito por: INE
Tema: Elecciones 2017
  • Destacan importancia de generar políticas públicas que solucionen problemas de salud y laborales que afectan a los hombres
  • Homicidios entre las principales causas de muertes violentas. La cirrosis, cáncer de pulmón y próstata entre las principales enfermedades que les causan la muerte

El Instituto Nacional Electoral (INE) llevo a cabo Segunda conferencia “Hombres, Salud y Trabajo” del Seminario “¿Por qué el género es relevante para los hombres? Las Nuevas Masculinidades”, en la que se señaló que la construcción social de la masculinidad genera estereotipos que influyen en el aumento de enfermedades, riesgos, suicidios e incluso de la mortalidad.

Muchos hombres crecen creyendo que son invulnerables, que no deben enfermarse y mostrar resistencia al dolor o sus emociones, lo que afecta su salud y su trabajo, señaló Fernando Bolaños Ceballos, profesor investigador en la Escuela Superior de Actopan de la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo y director de Acciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y A.C.

“Hay una construcción social de ideas y mandatos sobre ser hombre, crecemos y vamos construyendo nuestra identidad. Y eso varía dependiendo de los contextos, hay ideas que se van manifestando sobre el papel que deben de cumplir como no tener nada de mujer; ser importantes, ser duros, resistentes al dolor y usar la violencia”.

El género, dijo Bolaños Ceballos, muestra que “los hombres somos diversos con diferentes ideas, gustos, hábitos, razas y orientaciones sexuales”, pero las ideas tradicionales sobre “ser hombre” genera riesgos para ambos sexos y “socialmente no se considera un problema serio”.

De ahí la importancia de comenzar a reflexionar sobre estos temas, identificar consecuencias, riesgos y beneficios para que el Estado impulse políticas públicas orientadas a solucionar estos problemas laborales y de salud de los hombres.

Señaló que diversos estudios muestran que la construcción social de ser hombre-trabajo-proveedor, se asocia a no tomar medidas de seguridad, de autocuidado, mostrar valentía y realizar tareas peligrosas.

En España, dijo, este tipo de creencias o ideas estereotipadas inciden en que los hombres padezcan de enfermedades coronariopatías –70% más que las mujeres-; diversos tipos cáncer sobre todo los relacionados con consumo de sustancias o falta de autocuidado (examen de la próstata) -10 veces más-; accidentes de tránsito -3 veces más-; ahogamientos –8 veces más-; suicidios –entre 3 y 6 veces más- y drogodependencias –5 veces más que las mujeres-.

En tanto, un estudio en México del 2007 señala que, si se sumaran las muertes violentas como homicidios y accidentes, los hombres aparecen en tercer lugar, muy lejos de las muertes de mujeres por accidentes que se ubican en el lugar número 15.

Además de que las principales causas de muerte en mujeres y hombres coinciden en la diabetes mellitus y las enfermedades del corazón; destacan las de los varones en cirrosis, homicidios, accidentes vehiculares, cáncer de pulmón y próstata.

El director de Acciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres subrayó que, en materia de suicidios, de 10 veces que hay un intento por parte de mujeres, uno se consuma; mientras que, en el caso de los hombres, de 10 intentos, nueve se consuman y sólo uno queda en intento.

Además, en los últimos años, por la crisis de inseguridad y violencia se ha registrado un incremento del 200 al 400 por ciento en homicidios, de los cuales el 90 por ciento de las víctimas son hombres jóvenes.

Bolaños Ceballos, precisó que, en el entorno laboral, los hombres se ven obstaculizados, en la mayoría de los casos, por estereotipos de género, principalmente para hacer efectivo su derecho a la paternidad, por lo que sufren discriminación y por permisos para el cuidado de sus hijas e hijos, son víctimas de la perdida de promociones o ascensos.

Las empresas que adoptan políticas de conciliación familiar, en su mayoría son pioneras y se da por motivos de imagen o por un porcentaje mayor de mujeres dentro de la empresa, más que por ética o por favorecer a varones.

Cuando se presentan crisis de empleo, mencionó, se afecta principalmente a los hombres, debido a los roles tradicionales y la división sexual del trabajo, en los que el varón sigue fungiendo el papel de proveedor del hogar.


-o0o-