“Las candidatas en las elecciones 2018”, artículo escrito por Dania Ravel, publicado en El Sol de México

Escrito por: INE
Tema: Home

En México, fue hasta el 17 de octubre de 1953 que se materializó el logro más importante de la lucha de las mujeres por el reconocimiento de sus derechos políticos, a fin de poder votar y ser votadas. 65 años después, conmemoramos esta conquista reconociendo que todavía falta mucho para alcanzar la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres en el país.

 En el ámbito político-electoral, estas desigualdades son evidentes y reiteradas, pese a que se les ha combatido desde diversas estrategias nacionales e internacionales, por ejemplo, con la campaña He For She que desde 2014 ha impulsado ONU Mujeres, con la intención de favorecer la igualdad de género en colaboración con los gobiernos de diferentes países y sus instituciones, y además, sumando a hombres y niños como agentes de cambio para alcanzar esta meta.

 En 2016, el INE decidió formar parte de esta campaña, y más tarde, el 20 de octubre de 2017, los partidos políticos con registro nacional también se adhirieron al movimiento, asumiendo cinco compromisos relevantes en el marco de las elecciones de 2018. Primero: garantizar que las plataformas políticas promovieran los derechos humanos de las mujeres reconocidos en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano es parte. Segundo: capacitar a todas las candidatas y candidatos en materia de género, y en temas de igualdad sustantiva entre hombres y mujeres y no discriminación. Tercero: garantizar la paridad de género en la integración de sus órganos directivos partidistas. Cuarto: implementar un protocolo de prevención, atención, sanción y reparación del daño en los casos de violencia contra las mujeres al interior del partido político. Y el quinto compromiso consistió en garantizar y verificar que las candidatas mujeres tuvieran acceso a los recursos en igualdad de circunstancias que los candidatos hombres, y que las campañas electorales de las y los candidatos no reprodujeran estereotipos de género.

Un año después, conoceremos los resultados respecto al cumplimiento de dichos compromisos. Este día en el INE se hará la Presentación del Informe de los compromisos He For She suscritos por los partidos políticos nacionales en el marco del Proceso Electoral 2017-2018. Si bien los propios partidos serán quienes rindan sus informes, el INE también realizó análisis para visibilizar roles y estereotipos de género en las campañas y respecto a la distribución de recursos públicos entre candidatas y candidatos que presentaremos en el marco de este informe.

Adelanto que la cobertura mediática y la distribución de los recursos entre mujeres y hombres sigue siendo desproporcional. Por ejemplo, las candidatas a Diputadas Federales sólo tuvieron el 21.7% del tiempo total destinado a cubrir estas candidaturas, y las senadoras obtuvieron únicamente el 22.44%. Destaca este hecho porque el tiempo total para cubrir a candidatas a diputaciones federales, fue de 353 horas, 56 minutos y dos segundos, y para los hombres, de 545 horas, 29 minutos, seis segundos, es decir, 92 horas más de tiempo que las mujeres. En el caso de las campañas a senadurías, las mujeres tuvieron 414 horas, 35 minutos, 39 segundos, y los hombres 688 horas, 25 minutos, 12 segundos, es decir, 274 horas más que las mujeres.

Por otra parte, en cuanto a los gastos de campaña en el ámbito federal, destaca que el recurso otorgado guardó una relación de 51.52% para hombres y 48.48% para mujeres. No obstante, en el ámbito local, el ingreso para mujeres fue sólo del 37.76% del total distribuido en las campañas. Lo anterior se refleja mejor en el rubro de propaganda en vía pública, donde el 73.5% del total fue gastado por hombres y sólo el 26.5% por mujeres.

Anteriormente la razón para justificar este escenario era que no existían mujeres candidatas para asignarles tiempo en los espacios noticiosos o para financiar sus mítines, pero hoy en día, con la implementación del principio de paridad en las postulaciones de los partidos políticos, esa excusa ha quedado sin fundamentos, y a pesar de ello, en el proceso electoral pasado, siguieron reproduciéndose actitudes que inherentemente restan competitividad a las mujeres.

Por eso es que la búsqueda de la igualdad sustantiva aún es un tema pendiente. Consolidar nuestro país hacia una sociedad más inclusiva e igualitaria no puede esperar más, es una exigencia inherente a la democracia.

Consulta el artículo en El Sol de México.

RESUMEN