Versión Estenográfica del tema: Retos en la implementación de la reforma Constitucional en materia de paridad de género, en el Seminario Retos para el logro de la igualdad sustantiva en tiempos de paridad de género

Escrito por: INE
Tema: Destacada

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA MESA 2: RETOS EN LA IMPLEMENTACIÓN DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL EN MATERIA DE PARIDAD DE GÉNERO, EN EL SEMINARIO “RETOS PARA EL LOGRO DE LA IGUALDAD SUSTANTIVA EN TIEMPOS DE PARIDAD DE GÉNERO”, EN EL MARCO DE LA CONMEMORACIÓN DEL 66° ANIVERSARIO DEL VOTO DE LAS MUJERES EN MÉXICO, REALIZADO EN EL AUDITORIO DEL INE

 

Presentadora: Retos en la implementación de la reforma constitucional en materia de paridad de género, es el título de la segunda mesa de este seminario, la cual será moderada por la maestra Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo, Consejera Electoral del Instituto Electoral y Participación Ciudadana del estado de Tabasco, y Presidenta de la Asociación Mexicana de Consejeras y ex Consejeras Electorales, a quien agradecemos su presencia y damos el uso de la voz.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muy buenas tardes tengan todas y todos.

Muchas gracias por estar aquí.

Gracias, a nombre de la Asociación Mexicana de Consejeras y ex Consejeras Electorales del país, al Instituto Nacional Electoral, por conceder este espacio.

Bueno, la Mesa 2: Retos en la implementación de la reforma constitucional en materia de paridad de género.

Pues con la aprobación de esta reforma constitucional en materia de paridad, México pues toma la delantera de los demás países, respecto a la consolidación de una democracia más incluyente y más plural.

Sin embargo, debemos identificar qué es necesario, cuáles acciones son necesarias si se requiere, para transitar de la paridad representativa que ahora tenemos, a una real paridad.

Tenemos en la mesa a grandes expertas que desde sus áreas de trabajo inciden día a día para que la paridad sea una realidad de forma material.

Tenemos a la consejera electoral del Instituto Nacional Electoral, la doctora Adriana Favela Herrera.

Tenemos también a la directora de la Dirección General de la Unidad de Igualdad y No Discriminación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandra Montoya Mexia.

Tenemos también a la doctora Fabiola Alanís Sámano.

A la maestra Elisa Alanís Zurutuza, periodista de integrante de Mujeres en Plural.

A la maestra María Elena Orantes López, política chiapaneca, integrante fundadora del Colectivo 50+uno.

Pues si tenemos ya las reglas establecidas, vamos a ir en una primera ronda. Comenzaremos a partir de ahora con la consejera nacional, la doctora Adriana Favela Herrera.

Consejera Electoral del INE, Adriana Favela Herrera: Gracias, Rosselvy, por la presentación.

Y, bueno, pues bienvenidas y bienvenidos al Instituto Nacional Electoral, la casa de la democracia, pero también yo diría que la casa de las mujeres mexicanas, aquí siempre estamos buscando la manera de impulsar la participación política de las mujeres.

Y también, bueno, pues un saludo muy cordial a las personas que nos siguen vía redes sociales.

Este 17 de octubre se conmemora el 66 aniversario del voto de la mujer en México, pero realmente lo que estamos conmemorando es que se haya reconocido a la mujer mexicana, la calidad de ciudadana de la República, con todos sus derechos y obligaciones, lo cual se logró gracias a la reforma al artículo 34 constitucional, que se publicó precisamente, un 17 de octubre de 1953 en el Diario Oficial de la Federación.

Entre los derechos político-electorales otorgados por esta reforma, está obviamente el derecho a votar en todas las elecciones tanto municipales, locales y federales, y también ser votadas para todos los cargos de elección popular, incluyendo la cuestión obviamente de ser candidatas.

Y yo tengo una teoría, yo siempre sostengo que a partir de que se le reconoce a la mujer mexicana esta calidad de ciudadana y que tiene el ejercicio del voto de manera plena, es cuando empieza también a incursionar en otras áreas importantes de la vida política y pública de nuestro país, aunque obviamente el número de cargos que se han ido ocupando por las mujeres es muy menor y, sobre todo, se va reduciendo mientras más importante sea ese cargo.

Por ejemplo, la mujer incursiona en el Poder Judicial de la Federación, accediendo a cargos de juzgadoras, magistradas y ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero acuérdense que hasta la actualidad solamente hemos tenido 12 mujeres ministras en este importante órgano.

También las mujeres comenzaron a ocupar las secretarías de estado, pero también es muy reducido el número de mujeres que han sido designadas para ocupar ese cargo, en relación con los hombres, y casi siempre están dirigidas a ocupar aquellas secretarías que tienen una relación con la actividad que hacemos como mujeres, ¿no?, el cuidado, como sería la salud o cuestiones como el turismo.

Es hasta esta época en que tenemos a una Secretaria de Gobernación, ¿no?, la ex Ministra Olga Sánchez Cordero, en una de las carteras más importantes de los secretarios de estado.

Respecto a los cargos de elección popular, las mujeres poco a poco hemos ido logrando mayores espacios, ello gracias a las cuotas de género y al principio de la paridad entre los géneros que se incluyó en la Constitución Federal en 2014.

Así como todos ya lo sabemos, en 2018 casi se logra la integración paritaria en las cámaras de diputadas y senadores del Congreso de la Unión, y esto también es algo muy importante porque entonces ubica a nuestro país, México, en el cuarto lugar a nivel internacional de presencia de mujeres en los poderes legislativos nacionales.

Por eso tenemos que estar muy orgullosas como mexicanas y como mexicanos por este logro alcanzado.

También se han obtenido magníficos resultados en la integración de los congresos locales, ya que se cuenta con más del 40 por ciento de mujeres en cada uno de ellos, e inclusive de manera global tenemos un 50 por ciento de mujeres a nivel nacional en los congresos locales, y también es muy importante el logro alanzado en relación con la presencia de las mujeres en presidencias municipales y alcaldías, ya que ahorita tenemos un 28.6 por ciento de manera global, cuando en 2014 apenas ocupábamos el siete por ciento a nivel nacional de presidencias municipales desempeñadas por mujeres, y se tenían estudios que nos decían que íbamos a tardar más de 20 años en lograr la paridad en ese cargo.

Todos estos avances se han logrado gracias a las exigencias de las propias mujeres, ya sea de manera individual o en colectivos, como en Mujeres en Plural, en 50+1, entre otros grupos, obviamente; gracias también a las reformas a la Constitución Federal y a la legislación electoral; también gracias a las medidas de igualdad implementadas por el Instituto Nacional Electoral y también por los Organismos Públicos Locales Electorales.

Y también gracias a los criterios sostenidos por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Estos avances no constituyen un regalo que se haya brindado a las mujeres, ya que se ha tenido que luchar constantemente por generar mayores avances, sobre todo, nos enfrentamos a ciertas resistencias, porque los partidos políticos siempre buscan la manera de darle la vuelta a aquellas normas que impulsan la participación de las mujeres.

Y si no me creen, nada más les voy a recordar rápidamente, porque no les quiero agriar el día, pero hay que hacer una reflexión muy completa y muy seria de las cosas. Podemos recordar las renuncias de mujeres propietarias para que los suplentes hombres desempeñaran los cargos, el Caso Juanitas; mujeres obligadas a renunciar a sus cargos de Presidentas Municipales, o que son obstaculizadas para realizar sus funciones, Caso Oxchuc y Chenaló en Chiapas, o Mártir de Cuilapan en Guerrero; hombres haciéndose pasar por mujeres para ser registradas en candidaturas en elecciones locales en Oaxaca; renuncias de mujeres candidatas con derecho a asignación de cargos de representación proporcional para que hombres accedan a diputaciones y regidurías plurinominales, Caso Manuelitas, Chiapas; renuncias de mujeres electas como Presidentas Municipales tanto propietarias como suplentes, una vez que asumieron el cargo, con el fin de que los hombres desempeñaran esa función, Caso Oaxaca, enero 2019; renuncia de la fórmula completa de mujeres diputadas locales de representación proporcional, propietaria y suplente, para que fórmula de hombres acceda a la diputación, caso Guerrero, también 2019.

Estos casos nos recuerdan que siempre tenemos que estar alertas para defender los derechos de las mujeres y actuar de forma oportuna para que no se concreten las violaciones; de ahí la importancia de alertar sobre las irregularidades que se están presentando, también de acudir a los medios de comunicación, pero, sobre todo, de actuar eficazmente y de manera oportuna por parte de las autoridades electorales como aconteció en el caso de “Las Manuelitas”, cuando el INE actúa de manera oportuna porque nos dan el aviso del OPLE de Chiapas.

Empezamos a difundir información en los medios de comunicación que nos apoyaron muchísimo para ir creando una consciencia en relación en esta situación, pero además jurídicamente se emite un acuerdo donde buscamos soluciones, ¿no?, y este acuerdo lo que dijimos es, si un partido políticos tiene, le corresponde un cargo de elección popular de representación proporcional, que lo tiene que ocupar una mujer, pero curiosamente ya no tiene mujeres que accedan al cargo, entonces vamos a buscar las candidatas de mayoría relativa, si tampoco tienen, entonces pierde su derecho a ocupar ese cargo y se le da al partido que quedó en, que le sigue en votación y este asunto ya se aplicó en 2018, en el caso del Partido Verde, que perdió una diputación local porque todas sus mujeres candidatas renunciaron y ya no tenían, o una mujer que pudiera acceder al cargo.

Ahora, bien, esta participación más activa de las mujeres se ha ido extendiendo, como ya lo había dicho a otros espacios, pero esto ha sido de manera muy paulatina, pero tenemos la esperanza que con la reforma denominada paridad en todo o paridad total, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio de 2019, tengamos obviamente una participación más importante de las mujeres, porque lo que se nos está reconociendo es que al ser más del 50 por ciento de la población, pues tenemos que ocupar por lo menos el 50 por ciento de los cargos de decisión para que se escuche nuestra voz, y también podamos aportar en la solución de los problemas que vive nuestro país.

Pero, debemos también cuidar que esa reforma simplemente adecuadamente, y que, y de verdad tenga una implicación en la realidad, y esto es importante porque tenemos que ampliar la participación de las mujeres en el poder judicial, en las secretarías de estado; en la integración de los organismos públicos locales electorales; en los organismos públicos autónomos y también en los tribunales electorales locales, por decir algunos entes.

Y actualmente tenemos la oportunidad de implementar esta reforma, ¿no?, tenemos una vacante en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que si de verdad aplicamos la reforma paridad en todo, tendría que corresponder a una mujer, porque así serían tres mujeres de 11 integrantes o bien, otra oportunidad que tenemos a la mano es en la renovación de magistraturas de los tribunales electorales locales, donde se están renovando 21 cargos para 17 entidades federativas y ahí todas los cargos tendrán que recaer en mujeres para así ir cerrando la brecha de género, pero falta ver que realmente se le haga caso a esta reforma.

Entonces, ¿cuál sería el balance ya para terminar?, pues hemos ido recorriendo un camino pues bastante amplio, hemos llegado a cosas muy interesantes como la paridad ya como un principio constitucional, pero debemos de seguir luchando y empujando para que sigamos abriendo más espacios para las mujeres, ¿cuáles serían los retos?, pues un mayor acceso a las mujeres a los cargos, sobre todo a titulares de los poderes ejecutivos, hasta la fecha solamente ocho mujeres en nuestro país han sido electas como gobernadoras o como Jefa de Gobierno en la Ciudad de México.

Necesitamos que la paridad sea sustantiva y no solo numérica, y eso implica que también cuando llegan las mujeres a integrar los órganos colegiados, realmente su voz se escuche y también tengan importancia en la toma de las decisiones, también tenemos que incentivar la participación de las mujeres para ocupar cualquier cargo público e incidir en la toma de decisiones, ya lo decía; erradicar la violencia política contra las mujeres por razón de género que es, ahora sí que el flagelo que ahorita estamos viviendo y fortalecer las redes entre mujeres, porque éstas han demostrado su eficacia.

Y ya nada más terminaría diciendo que también desde las instituciones del estado mexicano, el mensaje para, pues para todas las mujeres es que vamos a seguir impulsando la participación política de las mujeres, que estamos conscientes de que si sumamos esfuerzos podemos lograr mayores avances y eso lo vamos a estar haciendo todo el tiempo, por eso también la importancia de este evento organizado entre INMUJERES, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el INE, también con el acompañamiento de ONU Mujeres, y de colectivos de mujeres importantes en nuestro país.

También vamos a seguir trabajando con las mujeres para seguirlas empoderando, pero también estamos trabajando con los hombres, porque los hombres tienen que ser también parte de la solución; si los hombres son los que más violentan a las mujeres, también tenemos que trabajar con ellos para ir cambiando los estereotipos y también haciendo consciencia para que ellos se vuelvan nuestros aliados.

Recordemos que gracias al esfuerzo de miles de mujeres que lucharon en el pasado, ahora tenemos derechos que disfrutamos, razón por la cual nosotras también debemos cumplir con nuestra misión y continuar ese esfuerzo colectivo, ampliando los derechos de las mujeres y garantizando mejores condiciones de desarrollo.

En México, casi alcanzamos la paridad cuantitativa, ahora vamos a ir por la paridad sustantiva, para seguir empoderando a nuestras queridas mujeres mexicanas y para seguir siendo un referente a nivel internacional.

Felicidades a todas las mujeres mexicanas y gracias por su atención.

 

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchísimas gracias, consejera Favela.

Nos ha dado varios puntos.

Entonces, ¿qué es lo que está faltando?, si ya vamos a la delantera, si ya lo tenemos en nuestra Constitución como un principio, ¿qué hace falta para ir materializando este principio?, ¿basta que esté ahí en la máxima norma?, bueno, pues ahora nos va a contestar nuestra querida María Elena Orantes López, no solo es integrante fundadora, sino es Presidenta del Colectivo 50+uno.

Integrante Fundadora del Colectivo 50+uno, María Elena Orantes López: Bueno, antes que nada, muchas gracias.

Muchas felicidades consejera, extraordinaria como siempre la participación.

Y, bueno, yo creo que se logró una reforma importante y hoy, no solamente es cuantificar en los términos de cantidad, sino es aplicar la realidad hacia un parámetro, que vayamos rompiendo paradigmas, que vayamos generando distintos estereotipos, que las mujeres también se vayan preparando, se vayan capacitando para este gran péndulo que se aventó con esta paridad de igualdad sustantiva, no regrese con fuerza y pueda atropellar a muchas.

Entonces, necesitamos marcos jurídicos adecuados, necesitamos un lenguaje en verdad incluyente, no puede quedarse en un discurso, y a la hora de hablar de las mujeres como sucedió en las convocatorias, solamente se exprese el término de ellos, de los hombres, y no se sigan considerando a las mujeres.

Entonces, sí es un llamado a los órganos legislativos, a las instituciones, pero también a la sociedad. La participación de las mujeres es fundamental, hay que quererse, hay que atreverse y hay que formar parte de esta toma de decisiones para cambiar el rostro de la historia del país.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias.

Bueno, a continuación, vamos a escuchar, sí, vamos a escuchar a la maestra Alejandra Montoya Mejía, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Adelante.

Directora General de Igualdad de Género del TEPJF, Alejandra Montoya Mejía: Gracias.

Buenos días a todas y a todos.

Es un gusto estar aquí representando a la Magistrada Mónica Alanís Soto Fregoso quien, por mi conducto les expresa un caluroso saludo y una disculpa por no estar aquí con ustedes esta mañana como lo tenía planeado, pero una cuestión de agenda no puede estar aquí hoy.

Trataré de, en los minutos que me tocan, de expresarles el mensaje que la Magistrada Mónica Alanís Soto Fregoso, preparó para todas y todos ustedes esta mañana.

A lo largo del desahogo de las actividades de este día, hemos podido escuchar la lucha de las mujeres por la conquista de sus derechos, los logros alcanzados a partir de 1953, la tutela de derechos a través de las instituciones electorales que hoy son parte convocantes de este evento, los retos que tanto el Presidente del Tribunal Electoral, como del Presidente del Instituto Nacional Electoral, la titular de INMujeres y de ONU Mujeres nos compartieron durante la inauguración.

Sin duda estamos conmemorando los 66 años del voto femenino, sabemos todas y todos los que estamos aquí presentes que aún nos queda un gran camino por avanzar para alcanzar la anhelada igualdad sustantiva.

Hemos hablado o han hablado, perdón, de la realidad en México, de que la Reforma Constitucional de este 2019, pues posibilita la paridad en todo; 2018 se convirtió en el año de la paridad, pues tuvimos un avance importante de integración casi paritaria en la Cámara de Diputados, de Senadores y en algunos congresos locales, ayuntamientos, sin embargo, tenemos muchos retos todavía que alcanzar, como ciudadanía, como país, como mexicanas, como mexicanos y como instituciones.

Algunos de estos retos que pudiéramos enfrentar, pues ya algunas entidades federativas ya están expidiendo las leyes secundarias que armonizan la reforma constitucional del 6 de junio, existe el reto al interior de las instituciones del estado mexicano para armonizar sus normativas internas y plasmar de manera directa el principio de paridad constitucional, expedir las leyes correspondientes o los acuerdos correspondientes derivadas de esta reforma, pero yo diría que también estas normativas internas tendrían que ir acompañadas de acciones de conciliación de la vida familiar y laboral que abone hacia las condiciones de corresponsabilidad entre mujeres y hombres, con horarios escalonadas de labores al interior de estas instituciones que permitan tanto a hombres como a mujeres conciliar esta vida personal con la familiar y laboral.

Un reto importante que tenemos también es contrarrestar la violencia política en razón de género que vivimos las mujeres. En otros foros, ya la magistrada Soto ha expresado el número de sentencias que se tienen en un análisis, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que dan cuenta de este número de sentencias que hasta agosto eran de 139, donde se ha determinado que las mujeres han ejercido sus derechos político electorales en un marco de violencia política en razón de género.

Otro reto es que se deben de frenar los retrocesos que se han advertido en el marco de las acciones positivas que se han emitido por los organismos electorales, también en otros foros, la magistrada Soto ha puesto sobre la mesa, el caso resuelto por la Sala Superior en el expediente JDC141-2019 y acumulados, en el cual se ha pues demandado que se deje sin efecto las acciones afirmativas implementadas en la primera convocatoria del concurso público 2019-2020 de ingresos para ocupar plazos vacantes en cargos del Servicio Profesional Electoral Nacional de este Instituto Nacional Electoral.

Otro reto creo que es difundir en las comunidades indígenas la Reforma Constitucional y cómo se va a implementar al interior de estas comunidades indígenas, ya la magistrada Eva nos decía que, en algunos estados como Oaxaca, ya se han implementado acciones tendentes a hacerla de manera paulatina.

Creo que tenemos que llevar hacia las comunidades, la difusión de este derecho de participación paritaria de las mujeres, y sensibilizar al interior de las comunidades, para que esta paridad se haga realidad en un futuro, que sea lo menos lejano posible y en un marco de libertad, o sea, libre de violencia política en razón de género.

Las acciones que se implementan, las acciones positivas que se implementan al interior de las instituciones, dentro de ellas de ésta que hoy nos alberga, el Instituto Nacional Electoral, y los institutos locales en cargos de elección popular, en cargos del servicio profesional, la Sala Superior las ha considerado que no son acciones discriminatorias.

Por último, solo quisiera expresarles que, el logro del objetivo de la igualdad sustantiva también exige una estrategia eficaz, encaminada a corregir la representación insuficiente de la mujer, ya nos hablaba la consejera Adriana Favela, cómo estamos representadas las mujeres en los primeros niveles de gobierno en el estado mexicano, y la verdad que el número es muy pequeño.

Y también una redistribución de estos recursos y del poder entre el hombre y la mujer.

Creo que debemos unir los esfuerzos, todas y todos los que estamos aquí presentes y quienes representan a las instituciones del estado mexicano para que más mujeres indígenas, más mujeres de la diversidad sexual, más mujeres rurales, y más mujeres con discapacidad, hagan realidad su derecho de participación en política con esta paridad en todo y libre de violencia y discriminación.

Con esto creo que haríamos honra o rendiríamos honores a las mujeres que nos antecedieron en la conquista de los derechos de nosotras las mujeres, y que permiten que hoy estemos aquí sentadas ante ustedes, pidiendo o exigiendo la conquista de otros derechos para otras mujeres que no están visibilizadas.

Mil gracias por su atención, y pues éste es el mensaje que les transmite la Magistrada Mónica Alanís Soto Fregoso.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias, doctora Montoya.

A continuación, ahora sí, la maestra María Elena Orantes hará su disertación.

Integrante Fundadora del Colectivo 50+uno, María Elena Orantes López: Muchas gracias, Rosselvy.

Me da mucho gusto saludar a todas mis compañeras del presídium, a mis compañeras y amigas del colectivo 50+uno, y a todos los que nos honran con su presencia.

Hoy me toca hablar de los retos para los logros de esta ansiada igualdad sustantiva, no sin antes remontar nuestra historia a esas mujeres que le dieron vida a la libertad y a la independencia, sin duda, nuestra patria cambió su estigma desde la realización de las soldaderas, de las mujeres de la independencia, de la lucha y de la libertad; 1910-1923, que marca, sin duda alguna, la figura de un cambio, a dejar de ser tabú, a empezar con el derecho que siempre, siempre nos regatea.

Y es por eso que hablar de ese sufragio femenino no es fácil, tendríamos que hablar de lo que costó el derecho a la educación, el poder quitar de la mentalidad de muchos de nuestros abuelos, abuelas, que pensaban que educar a un niño era generar a un padre de familia que generaría la manutención de un hogar, y era un desperdicio mandar a una niña a la escuela.

Sin embargo, hoy las mujeres no solamente tienen las mejores matrículas universitarias, sino son extraordinarias profesionistas en nuestro país y han rebasado en marcos internacionales.

 

Cuando hablamos de la salud es increíble pensar que a la mujer para poderle otorgar los derechos que correspondan han tenido que pasar muchos años.

Y para un derecho político que constitucionalmente nos corresponde tuvieron que pasar muchas hazañas y muchas historias, no solamente el congreso feminista marcó una nueva era, sino que también empezaron de lo estatal a lo federal a hacer los llamados para que las mujeres participaran, poder haber mujeres atrevidas, mujeres que quisieran, mujeres que dejaran de repartir en el anonimato eso que todas querían: La libertad, la participación del sufragio, estar en las tomas de decisiones y seleccionar a sus representantes

1925 fue espectacular, increíble porque donde mayor arraigo machista hay, que es en el sur de este país, se comentó esta ola de libertad en el ejercicio de la equidad y la igualdad y la participación política.

En Yucatán y Chiapas, mi estado natal, por cierto, a donde también ha habido muchas cosas malas, como “Las Manuelitas”, “Las Juanitas” y las mujeres indígenas a quienes no respetan en la autoridad, aunque ganen las elecciones; también ahí se empezó esta nueva era de la historia donde las mujeres empezaron a tener nombre, apellido y participar con voz y voto.

Posteriormente habría que recordar en la historia, 1937, a los mejor los presidentes de México que voltearon a ver, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y Ruíz Cortines.

Un día el 18 de marzo de 1952 un grupo de mujeres feministas de lucha se acercaron al entonces candidato y le pidieron la oportunidad de laborar una gran hazaña en un mitin político para poder expresar el por qué las mujeres deberían de estar en esta toma de decisión.

Hoy en esta sexagésima sexta conmemoración al aniversario de ese sufragio lo recordamos con gracia, pero que difícil debe haber sido poder agrupar 20 mil mujeres y poder desaparecer un cúmulo de un mitin a donde ni siquiera eran invitadas a estar.

Esto sirvió para que el presidente en turno volteara a ver más de la mitad de la población que podría ser útil en los procesos, que era lo único que en ese momento sustentaba su idea de poderlas escuchar.

Por eso el 17 de octubre a partir de entonces desde 1953 hemos tenido una larga batalla, no ha sido fácil, cada 17 de octubre nos reunimos las mujeres con el objeto de poder platicar, de recordar, de esta remembranza histórica, pero también para analizar todos estos sucesos que han marcado la vida de las mujeres y nos han generado un techo que aún no es firme, pero es la primera vez en la historia hoy en esta nueva reforma constitucional que podemos hablar con un poco más de alegría.

Por eso hablar de este derecho que, por cierto, el año 2014 puso a México en el ojo del huracán, porque se atrevieron a dar esta paridad, que era ansiada, pero que se quería por sensibilidad y capacidad otorgar a las mujeres el poder de hablar en las tribunas, de expresar esas palabras, pero esas iniciativas y esos cambios constitucionales que servían a una familia, que a lo mejor no eran mediáticamente importantes, pero cuando habla una mujer hablan y entienden y sienten muchas mujeres, los temas más sencillos son a veces los temas más importantes, cuando tú hablas del dolor de un hijo te tiene que llegar a todas las mujeres, porque lo que siente una sentimos otras, en el norte, en el centro, en el sur, cuando tenemos la preocupación de la inseguridad lo sentimos todas, vibramos todas ante una noticia, cuando podemos escuchar el tema de alguna niña que le sucedió algo vibramos, porque podemos pensar que podría suceder a una de las niñas.

Cuando me tocó realizar la Ley de Trata de Personas, pues obviamente las anécdotas vividas en los modelos de experiencia de mujeres y de mamás, de niñas entre nueve y 12 años teniendo una hija de 12 y una niña de un año, pues obviamente era aterrador, y te daba el valor para poder subir a la tribuna con la capacidad de poder cambiar la historia, de poder dejar la huella, que es a lo que todas las mujeres debemos de llegar a los espacios de decisión que nos otorgan las representatividades otorgadas de distintos modelos.

Es así como el 2014 nos prende la idea de la lucha de muchas que hemos estado en distintos espacios, en las cámaras, en los congresos estatales, en el Senado de la República para poder decir: Oigan, nos corresponde tener la mitad en los congresos. Y eso hace que esta paridad se logre en los congresos.

De esta manera podemos decir que avanzamos mucho y que en el 2015 se sintió y la paridad en los congresos se vio reflejada. Lo cierto es que avanzamos, pero cuando llegamos al territorio de los hechos.

En ese 2015 en el que tocó ser diputada federal antecediendo que en la 59 legislatura también fui diputada y solamente representábamos un 23 por ciento de la población legislativa del instituto político del cual venía, y de eso su totalidad el 29 por ciento, pues fue padrísimo encontrarnos un 50 por ciento de mujeres que de distintos lugares representaban a las mujeres, los intereses de las mujeres, los problemas de las mujeres, y la legislación se podía hacer con un punto de vista distinto, que es verdad, cubría hormonalmente al corazón, pero también la capacidad y el temple, que solo las mujeres tienen, ese valor característico que se habla y que se da cuando se dice una mujer defiende como nadie lo que quiere, y es cierto.

Lo cierto es que llegamos y cuando vimos la paridad estuvimos muy felices, cuando de repente empezamos la discusión en la Junta de Coordinación Política, que es el órgano supremo del Congreso de la Unión, de las nueve fuerzas representativas donde deberíamos de haber 18 integrantes que sí habíamos, solamente habíamos do mujeres.

La lucha no era fácil, porque lo primero que solicité en la junta fue que las comisiones se repartieran en igualdad, de las 86 comisiones ordinarias que nos corresponderían, por lo menos la mitad o 40, si quisieran, que habíamos la mitad de las mujeres en el Congreso de la Unión, pues nos dieron 16 comisiones, con lo cual no estábamos cumpliendo este reto de poder decir: Ya tenemos la paridad, pero no la tenemos completa. Porque sí lo tenemos en cantidad, pero no lo tenemos en la toma de decisiones reales.

Cuando hablaba, por ejemplo, en octubre de poder hacer una gran campaña en el Congreso para agotar el que se sigan muriendo las mujeres por cáncer de mama, pues no era fácil, digo, me autorizaban que se prendiera de rosa el Congreso de la Unión, pero yo no quería eso, yo quería presupuesto más justos que llegara a los lugares más recónditos para atender a las mujeres que culturalmente ni siquiera sabemos nosotros explorar nuestro cuerpo, qué de menos en las comunidades indígenas a donde está prohibido que un hombre pueda tocar a una mujer.

Entonces hablar de esta paridad y de esto retos me encanta, porque sí podríamos hacerlo, ¿qué paso hace poquito cuando tuvimos este nombramiento de una de las mujeres, la mujer que iba a ocupar la mesa directiva? Solo denle seis meses a la presidenta, seis y seis, primero se logró que no fuera un solo partido, luego se logró que se fuera seis meses y seis meses. Y dijimos: Oye, ¿pero por qué cuando son hombres se dejan un año?

Entonces teníamos que haber luchado, y lo logramos, que la mesa directiva se quedara una mujer y se quedara por un año.

¿Hay retos? Sí, muchos, las mujeres estamos acostumbradas a que nos asignen retos, nuestras cuotas no son fáciles, siempre nos dan el doble, lo más importante de esto es que siempre las podemos cumplir.

En los últimos años ha habido muchísimos y grandes avances, ha habido en materia de reconocimientos los derechos políticos en México, en América Latina, ¿ha habido reformas electorales importantes? Sí, tendrían que haber más, y no se atreven, porque tenemos leyes que quedan a medias, que quedan con cuerpo, pero que les falta dentadura para morder. Y entonces no avanzamos nunca porque sin la boca no tenemos la capacidad de hablar, eso hace que limitemos nuestras acciones.

¿Podemos afirmar que existen más mujeres hoy día? Claro, hay más mujeres, depende de hace cuánto que las quieras ver, ¿no?, hay más mujeres porque logramos la paridad en las cámaras y ahora vamos con esta paridad total al 50 por ciento en esta transversalidad que pueda llegar a todos los niveles de gobierno, que puedan estar con la capacidad de decisión y por supuesto, los intereses de género hoy se escuchan en todas partes.

Antes en el Poder Judicial era imposible hablar de que existieran unidades de género, que se hablara con perspectiva de género, que pudieran en las instituciones bancarias donde hemos y tenemos que seguir avanzando, porque avanzamos dentro del sector público y es nuestra chamba, pero poder invadir las esferas privadas, ése es el gran reto que todavía tenemos porque no depende del gobierno ni de los poderes.

Por eso a mí me tocó escribir por qué lo hice en vivencias propias, la conquista del sufragio femenino, cuando hice esta compilación, una investigación que obviamente habla de toda esta cronología de fechas en las que podríamos platicar toda una hora, pues fui encontrando también ejemplos de muchas mujeres que habían vivido distintas historias, que se habían atrevido y que por atreverse les había ido muy mal. Ésas transformaciones han traído por supuesto dinámicas sociales distintas y el voto de la mujer en México hoy es una realidad.

Conmemorar 66 años se oye mucho, pero la realidad es que deberían de ser más, porque hombres y mujeres constitucionalmente con los mismos derechos nos los fueron dando poquito a poco, nos fueron diciendo ahora éste, ahora éste y ahora sí puedes participar, ahora sí te dejamos votar, pero solo a nivel municipal, ahora sí pueden haber diputadas, pero vamos a hacer grandes campañas mediáticas a donde también vamos a difundir que no deben estar las mujeres en la política porque abandonan a su familia, dejan a sus hijos, ellas están hechas para conservar a la familia y lo que no saben es que las mujeres tenemos esta parte de poder realizar tantos roles a la vez y poder lograr hacer que las cosas se realicen en este marco de roles distintos.

Llegamos en un política plena y en condiciones de paridad, entre otras razones, porque socialmente seguimos rodeada de múltiples barreras, sí, distintos tabús que nos encasillan, hice el otro día en una mecánica de una conferencia, le pedí a cinco compañeros o compañeras de las que estaba allí que me hicieran favor y yo le fui diciendo que dibujarán, y entonces les fui diciendo por favor, quién me ayuda a dibujar a un bombero, quién me ayuda a dibujar a un médico, quién me ayuda a dibujar a un ingeniero y quién me ayuda a dibujar a un abogado, como se les ocurra, “es que yo no soy  bueno para dibujar”, le dije: “no, solo quiero que lo dibujes”, porque yo solo quería plasmar lo que yo sabía que iba a suceder.

El lenguaje en el que les hablé, yo misma estaba induciendo a que obviamente me entregaron el dibujo del bombero, me entregaron el dibujo del doctor, me entregaron el dibujo del abogado y del constructor, entonces, cuando terminaron les dije: “muchas gracias y ahora yo quiero que le aplaudamos a la doctora, a la bombera, a la ingeniera y a la arquitecta”, y entonces rompí muchos paradigmas de pronto porque dijeron: “es cierto”, ¿por qué nadie dibujó a alguien en sentido femenino? Porque hasta el hablar, parece mentira, pero estamos haciendo que se segmente eso.

Si queremos nosotros hablar de un tema y conocer cómo están las estadísticas, no es segregado, no sabemos cuántos hombres, cuántas mujeres y eso ha sido una tarea difícil.

A mí me tocó incursionar en la política, en un estado como Chiapas, donde según la historia, la participación de mujeres sería de muchas. Cuando me tocó llegar, pude participar en una cámara de 40 varones; 39 eran hombres y me tocó la distinción de representar a las mujeres, obviamente no fue nada fácil la tarea, nada, ellos me obsequiaron poder estar en la Comisión que se llamaba de la Mujer y la Niñez y la fuimos cambiando, pues para actualizar los términos, el lenguaje de género, pues ninguno iba a mis comisiones, ninguno, porque como era de mujeres pues no iba a ir nadie conmigo, yo siempre estaba sentadita en mis reuniones de comisión y no llegaba nadie.

Entonces, no tenía Chiapas un marco jurídico, una ley de violencia en un lugar en donde la violencia se da todos los días, ¿no?, allá se seguía pensando que las golpean porque la aman y en las zonas indígenas pues si no las golpean no las quieren, y no hay derecho a decidir, y entonces…

Fuimos haciendo esta ley, y algún día que tengamos oportunidad de un tema específico en esto, me encantaría platicarles, tres años de historia para lograr construir una ley que hasta casi, casi decían que era mía.

Por eso escribí este nuevo libro, que se llamó “Una mujer en el Congreso”, y no ha variado, eh, no ha variado de ese año 99 al 2001; no varió al 2003, 2006 que fui Diputada Federal por primera vez; no varió del 2006 al 2012 que fui Senadora de la República; no varió cuando fui candidata a Gobernadora, a donde sufrí terriblemente por ser mujer, y yo siempre me aviento, siempre creo que debe de sr igual, que debemos nosotros no por ser mujeres tener ciertas condiciones, al contrario, al contrario, yo creo que todo podemos hacer en el marco, obviamente, físico.

Sin embargo, necesitamos también nosotros comprender y entrar a entender cómo hacer las mujeres para conocer nuestros alcances.

Hay un libro que estoy por terminar, que se llama “Nací mujer, soy líder”, y eso es cierto, porque nacer mujer te hace líder desde que naces, y obviamente te concentra en poder lograr ser mujer.

¿Nos faltan muchas cosas? Sí, porque ya se logró la igualdad en los cabildos indígenas, ya hay la mitad de mujeres, sí, pero qué creen que pasa ahora; pues no tiene voz, no tienen voto, no tienen representatividad. Sí hay mujeres que ganan una elección y el marido se ostenta como Presidente, pero ahí les va lo peor, las instituciones aceptan al hombre como Presidente Municipal, y le dicen: “bienvenido, señor Presidente”, y ella está allá moliendo el nixtamal.

Hoy ya hay mujeres en los cabildos indígenas, el tema es que, si son 10, cinco mujeres son, perdónenme, cinco son mujeres, cinco son hombres, y los que deciden todos son los cinco hombres y el Presidente, y entonces pues siguen sin voz, siguen de derecho a opinar, siguen las mujeres sin poder decidir con quién se casan y cuántos hijos tienen.

Y tenemos que actualizar y armonizar esta legislación, porque lo terrible es que logramos esta reforma constitucional. Esta reforma constitucional se logra a nivel federal, pero no hemos podido lograrla armonizar, eso es un llamado de alerta, es un llamado que nos urge, de verdad, el poder atender, porque no es posible que lo logramos en el marco federal y todavía hay estados que están regateando la posibilidad.

Necesitamos más espacios, necesitamos en verdad que esta aplicación de la reforma se dé, que podamos hablar de un tema que lo dejé al final no porque sea el menos importante, sino por el contrario, la violencia política de cara a los datos diarios que vivimos, los feminicidios a los que nos enfrentamos, y las cifras que todavía no se dan.

La violencia política es lo único que tenemos que enfrentar con decisión y determinación, porque si antes había violencia política, hoy va a haber más, porque como lo dije, si este péndulo viene con fuerza y las mujeres todavía no estamos en los lugares y en los espacios que nos corresponden por ley, nos corresponden por cantidad, por talento, por preparación, entonces de por sí que nos peleaban y nos discutían los espacios pequeños ahora que vamos por mitad, pues la violencia política va a crecer; por eso la legislación pendiente es legislar este espacio, que es una deuda histórico, pero además atenta contra la mujer, pero lo más importante, contra el pilar más esencial de la sociedad, que es la familia.

Me da mucho gusto compartir en esta remembranza de historias un día tan especial como un 17 de octubre; todavía nos faltan muchos años más para decir que tenemos algo que festejar.

Muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias maestra María Elena, gracias por las reflexiones.

A continuación, la maestra Fabiola Ana Alanís Sámano, Directora General para una Vida Libre de Violencia y la Igualdad Política y Social, del INMUJERES. Adelante.

Directora General para una Vida Libre de Violencia y para la Igualdad Política y Social del INMUJERES, Fabiola Alanís Sámano: Buenas tardes.

Yo pedí hablar acá porque en realidad me sentía un poco incómoda, y no sé si a ustedes les pase, pero ganar los espacios también pasa por sentirse uno con más libertad y con más tranquilidad, pues más cómoda.

Yo agradezco mucho la oportunidad de estar acá, de platicar con ustedes, de compartir en esta fecha histórica, agradezco al INE, al Tribunal Electoral, hemos venido trabajando muy de cerca en lo que tiene que ver con el Observatorio Nacional de Participación Política que, como ustedes saben, le toca encabezar al Instituto Nacional de las Mujeres en este período.

Hemos estado caminando, hemos estado trabajando de la mano con las y los compañeros del Instituto Electoral y del Tribunal.

Y yo me he sentido muy cómoda porque veo que hemos empezado a transitar a una nueva etapa en la que las instituciones son lo que tienen que ser mucho más cercanas a la ciudadanía en general, a las comunidades.

Hace poco me tocó asistir precisamente en este marco a un evento que convocó el INE en el estado de Guerrero, la perla negra del estado de Guerrero, precisamente para visibilizar, rescatar, hablar, dialogar con las mujeres afrodescendientes.

Y entonces es una nueva etapa de las instituciones electorales, y me da muchísimo gusto ser parte de esta transición desde el INMUJERES.

Toda la mañana hemos escuchado intervenciones muy buenas, intervenciones que han rescatado lo que es la historia de la participación política de las mujeres, los avances de la participación política, los avances en materia de institucionalización de los derechos.

Por eso yo quiero aprovechar este espacio para comentar lo que considero son elementos de carácter cualitativo que valdría la pena rescatar.

La participación política de las mujeres y llegar en este momento a la paridad es posible también gracias a este momento histórico de la transición a la democracia que vivimos en la época contemporánea.

No podríamos hablar de paridad, de una paridad real como la que tenemos ahora, de una paridad formal como la que tenemos ahora, si no hubiéramos transitado en el 88, por ese gran período, por ese auge de la participación social y política, no solamente de las mujeres y los hombres que pugnábamos por un cambio.

Precisamente estos espacios, como ahora el INE, fueron construidos a partir de la necesidad de separar lo que era el Poder Ejecutivo de los procesos electorales, recuerden ustedes que la LOPE se inició precisamente con la idea de que ya no fuera el Ejecutivo quien organizara los procesos electorales, porque se habían convertido como en juez y parte en los procesos electorales. Y se trataba de alcanzar una institución que tuviera la autonomía suficiente pera también tener la autoridad suficiente, la organización de los comicios.

Y entonces hemos venido, lo que fue el IFE, después se constituyó el IFE que encabezó por primera vez el maestro Woldenberg.

Y después se ha ido modificando y creando otras instituciones que han permitido que cada vez más el acudir a las urnas tenga una mayor credibilidad y una mayor legitimidad.

Las cosas no fueron así a finales de los 90, recordemos que, en la defensa del voto, un gran movimiento que surgió en el 88 de unos comicios severamente cuestionados hubo un período de quiebre, un período de inflexión histórica en nuestro país, la participación del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, de doña Rosario Ibarra de Piedra en esa gran elección del 88, generó la percepción de que se había cometido un fraude.

Entonces en el marco de esa percepción y de esa lucha hubo un gran movimiento, por ejemplo, en estado como Michoacán en donde las mujeres hacen esfuerzos por la defensa del voto, o sea no solamente era garantizar el derecho que ya estaba establecido a la participación de las mujeres en las urnas, sino a que ese voto fuera efectivo.

Hay que decir y se ha recontado en algunos materiales que hubo al menos 600 personas que perdieron la vida en esta lucha por la democracia, eso no lo podemos, lo ha comentado en sus obras el maestro Woldenberg, lo han comentado los especialistas y la gente que ha estudiado el tema de la transición.

Y en ese marco también hubo por lo menos el 10 por ciento de mujeres que perdieron la vida en la defensa del voto.

Yo recuerdo en un municipio, en el municipio de Jungapeo, se robaron las urnas y con armas defendieron las urnas, defendieron el derecho a votar, hombres y mujeres defendieron el derecho a votar.

Es una historia que hay que recuperar y hay que recontar porque no ha sido fácil la transición a la democracia, no ha sido fácil llegar a la paridad, no ha sido fácil avanzar en la representación formal de las mujeres en los congresos locales, en los congresos federales, no ha sido fácil que se garantice la efectividad o que se garantice la legitimidad de la participación de las mujeres y hombres en las urnas.

Por eso creo que lo que concluyó ahora el 5 de junio, que concluyó, pero que es un momento de arranque con la reforma constitucional de la paridad en todos los niveles es, sin duda, uno de los momentos más históricos más importantes, porque una mayor participación de las mujeres en los espacios de representación mejora la calidad de la democracia. Y una mayor participación de las mujeres en el Poder Ejecutivo, en los órganos autónomos, en el Poder Legislativo y en el resto de los espacios, también va a mejorar la conducción de este país, porque las mujeres cuando estamos en espacios de representación damos mejores resultados.

Hay un estudio reciente que se publicó a propósito de los resultados de las elecciones en el 2018, en donde como por primera vez se puso a prueba la reelección en el ámbito municipal, un mayor número de mujeres fueron reelectas, hay más confianza en los municipios que fueron gobernados por mujeres; fueron más las mujeres que fueron reelectas. Es decir, sí somos capaces desde el ámbito municipal de generar alternativas de gobierno local que nos da una mayor credibilidad entre la ciudadanía.

Los retos, los desafíos que vamos a enfrentar en los siguientes años ya con una paridad instalada es hacerla efectiva, y hacerla efectiva seguramente va costar, como aquí se ha dicho, una mayor violencia política contra las mujeres, porque hay resistencias que tienen que ver no solamente con la cultura, sino con las actitudes que hemos visto también recientemente de quien supone que alcanzar estos espacios es una concesión graciosa, las mujeres seguramente ocupamos estos espacios porque nos dieron permiso de salir de la cocina y hacer otras cosas, nos dieron permiso de ir dejando cada vez más las funciones tradicionalmente asignadas a las mujeres.

Entonces yo creo que vale la pena seguir reflexionando en espacios como éste, pero también en las universidades, también al interior de los partidos políticos, también al interior de las organizaciones de la sociedad civil y los promotores de los derechos de las mujeres, cómo sí vamos hacer posible que avancemos en la paridad efectiva.

¿Por qué? Finalmente hay que decirlo, no es ninguna novedad, ustedes lo saben, lo sabemos quiénes estamos aquí, las condiciones de participación política de las mujeres son altamente diferenciadas en este país, hay municipios en donde las mujeres han tenido que huir por amenazas del crimen organizado, hay municipios en donde han desaparecido a representantes populares, a mujeres representantes populares, hubo un caso en Buenavista hace como cuatro años donde desapareció una mujer, una regidora que estaba embarazada, no se ha sabido nada más de ella.

El año pasado una síndica municipal tuvo que salir huyendo, porque asesinaron al Presidente Municipal y a ella le tocaba asumir el cargo como Presidenta Municipal y fue emplazada y tuvo que huir.

Hubo un caso, como aquí se señaló, en Jalisco, de una regidora que sigue todavía a salto de mata porque está amenazada por la autoridad municipal.

Entonces, cuando evaluemos y los llamo a este reflexión, la participación política de las mujeres hay que tomar en cuenta el conjunto de nuestro país, la complejidad de las regiones en nuestro país, la potencialidad que haya en algunos espacios; pero, sobre todo, que necesitamos dar un trato especial, específico para defender los derechos de esas mujeres que de manera heroica siguen alzando la voz por sus comunidades, las mujeres afromexicanas, las mujeres de las comunidades indígenas para ver de conjunto lo que sucede en el país y para diseñar estrategias institucionales también de conjunto para garantizar la paridad y para garantizar que la democracia tenga una mayor calidad por una mayor participación y mayor efectividad en la incorporación de las mujeres en los espacios políticos.

Pues eso quería decir, compartir con ustedes y muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias, doctora Fabiola.

Continuando con nuestro programa, tenemos a la maestra Elisa Alanís Zurutuza, periodista integrante de Mujeres en Plural.

Adelante.

Integrante Fundadora del Colectivo 50+uno, Elisa Alanís Zurutuza: Muchas gracias.

Bueno, aquí vamos pasando, me avisan, ya estamos en tiempo extra. Entonces, pues nos vamos rápido, porque se han dicho muchas cosas muy interesantes.

Y básicamente es como redondear un poco de lo que se ha dicho.

Nuestro tema que nos convoca ver cuáles son los retos y yo veo dos grandes retos, una vez que se han dado pasos agigantados en nuestro sistema jurídico y en donde estamos festejando la paridad en el Congreso Federal y que estamos festejando que ya hay una nueva reforma, pero ustedes saben que el demonio está en los detalles.

Y veo ahí dos retos básicos.

El primero que no es un tema de género, el político, el de poder. La lucha por los espacios de tomas de decisiones, de presupuestos. Y ahí yo les pregunto a las colegas, a los colegas que están ahorita aquí presentes cómo les ha ido. Cómo les ha ido en sus trabajos, en el intento de poder subir, escalar, seguir adelante.

Todos somos muy amigos hasta que competimos por el mismo puesto, hombres o mujeres, les digo aquí. Y yo he de decir que sí creo en la igualdad total y absoluta.

Hay mujeres fantásticas y mujeres no tan fantásticas, hombres fantásticos y hombres no tan fantásticos. Y yo creo que, en ese sentido, pues bueno, qué bueno que se reconozca el tema de que la mitad de la población no debe ser excluida, punto. Tampoco no hablemos de género, simple y sencillamente la mitad de la población no debe de ser excluida en un sistema que se dice democrático.

Y el segundo reto, el social, el cultural y creo que ese es el más complicado de todos.

Si quieren vemos ahorita aquí algunas de las láminas, porque lo que yo les quería platicar, por ejemplo, pues aquí en el político, en el poder las resistencias que yo veo. Ahí hay un ejemplo.

Justo el día de ayer estaba platicando con una colega de Mujeres en Plural de Yucatán sobre lo que han vivido y lo que se vive a nivel municipal y eso también hemos puesto ahí la mirada, porque es en donde la violencia se recrudece y no se tienen los mecanismos además para poder vivir de una manera segura o escapar de esos ya saben, pueblo chico, infierno grande, también hablando de todos estos temas.

Entonces, es muy complicado a nivel municipal. Y estos son ejemplos de lo que ha pasado, en donde empiezan a darle la vuelta a las leyes, siempre hay manera y siempre buscan resquicios y por muchos avances que se dan, de pronto la creatividad es fantástica para poder ir en contra de los procesos democráticos, de la igualdad y de todo.

Bueno, tenemos ahí el caso de Baja California, ¿verdad?, hablando de tremas democráticos y de cómo se busca darle la vuelta a la ley.

Pues bueno, en estos casos también.

Y ahí es una historia conocida, esto está sucediendo, por ejemplo, ahí en el cabildo de Kantunil, y si quieren nos vamos con algunos otros ejemplos, adelante, si quieren aquí intentamos, déjenme ver si paso yo aquí éste, no, ¿verdad?

En el nivel cultural, bueno, aquí creo que es uno de los temas más complicados, porque vean las historias, esto es de lo último, así de unos meses, de este año, no es nada ajeno: Héctor Alonso Granados, Diputado de Puebla, decía que hay que pensar antes de abrir las piernas y dejarte embarazar.

Dice: “por qué me quieren trasladar al gobierno un acto irresponsable de sexo”, y el conductor que lo estaba entrevistando dice: “sí, las cosas como son, muy bien”.

MOREAN ordenó separar del cargo a este diputado, Héctor Alonso, ahí bueno, algo hubo reacción, porque vamos a ver otros que no.

El Senador suplente que estuvo en el Senado, pero luego se tuvo que retirar porque llegó Germán Martínez, Pedro Haces, ustedes recordarán que en una entrevista de radio dijo que también hay que tener obligaciones las mujeres en el sentido de la vestimenta tienen que ser un poco menos provocativas en el área de trabajo. Y ahí sí la colega periodista, una mujer que lo estaba entrevistando dijo “pero ¡cómo!”, nada más reaccionó así.

Y dijo: “Sí, claro, la mujer muchas veces provoca y entonces después no se aguanta”.

Aquí tenemos otro ejemplo en la siguiente lámina, así reciente.

Bueno, es que tenía aquí, bueno, ahorita vemos, sí, está lo del tema de José Manuel Mireles que se hizo muy conocido porque no lo hizo una, ni dos, ni tres veces, primero dijo esto, “que aparte de atender a este señor, habría que atender a la primera piruja, a la segunda piruja, a la tercera”, entonces yo me imagino con qué confianza van las mujeres a ser atendidas por este señor del ISSSTE, ¿verdad?

Y después volvió a decir otra cosa, y habló de las nalguitas, y después, bueno.

Finalmente lo vimos en la fotografía que se acaba de casar, y con una jovencita veinteañera, y todavía dijo: “no, pero ya llevamos como cinco años”, y uno hace cuentas y dices “menor de edad, delito”, en fin.

Y lo que dicen es que tome clases, bueno, que tome clases, ya les tocará.

Y también a José Casas, el reciente, el Diputado de Morelos le dijeron que tome clases, y sus disculpas son increíbles también, eh. Porque, además, si alguien se sintió ofendido, o sea, la bronca se la manda a las ofendidas, además, y “porque yo respeto a las mujeres…”, las disculpas siempre son las mismas, pero lo cierto es que ni siquiera nos damos cuenta muchos de nosotros, de esa discriminación que culturalmente está tan arraigada que repetimos una y otra vez, ¿no?

Y José Casas pues bueno, ya decía: “es lo malo de sacar a las personas de la cocina y darles una curul”, y todavía dicen “es cuanto”, así, ya saben, muy serios como los diputados, “es cuanto, señor Presidente”. Y si quieren escuchamos algunas de estas expresiones que por ahí tenía yo en un video, a ver si se logra escuchar.

(Reproducción de video)

Integrante Fundadora del Colectivo 50+uno, Elisa Alanís Zurutuza: Bueno y por ahí vimos algunas imágenes de la única 2016 que es la más lejana, la del magistrado de las nalgas exquisitas que decía. Bueno, pues era presidente magistrado y estaba en un evento a favor de las mujeres.

Entonces, el tema cultura de verdad es un tema que yo creo que sí necesitamos ahí educarnos, reeducarnos y requeté educarnos, ahí como lo comento más adelante, por ejemplo.

Y nada más para ilustrar un poco, decimos: Pero a nivel federal ya estamos increíbles, siglo XXI y tantas reformas y cómo hemos avanzado y echémonos porras, sí. Y ahí están todas las mujeres del gabinete, pues sí, siete de 19 ni siquiera el 40 por ciento, acá sigue el gabinete.

Si quieren nos vamos a la siguiente con los nombres de hombres, ahí se amplía mucho más.

Entonces, nos parece tan lógico que de pronto haya más de dos, tres mujeres, wow, decir, cuánto, qué porcentaje estamos hablando.

Y el gabinete ampliado, me metí ahí y empecé a ver por ahí Conagua qué bueno, verdad. Y después si se va cerrando el círculo, fíjense, directorio de Presidencia, me metí ahí al directorio, el club de Toby alrededor de Andrés Manuel López Obrador, ninguna mujer. Por lo pronto aquí en estas listas, y si quieren nos vamos más adelante.

Bueno, lo de la Suprema Corte ya lo hemos comentado muchísimo en estos espacios.

Andamos ahorita en el 70/20, cómo hace cuántos años, oigan, 70/20, porque ahorita hay 10, ahorita hay 10.

Si llegara una ministra, entonces sería un poquito más, pero aun así y todavía dice el Presidente: Pues están presionando y creo que sí hay que considerar, pero voy a ver y me voy a tomar el tiempo a ver si es una terna de ministras. Y se supone que ya está la reforma. Y la reforma en los órganos autónomos y todo.

Y si quieren nos vamos ahí más adelante al final. Miren, hace un día cuando hablaban del Partido Verde y de Chiapas y todo esto, hicieron una convocatoria ciudadana, okey, hombres blancos, barbados, en fin, está bien.

Hoy, hace unos momentos saqué estas fotografías para que las puedan ver en la inauguración de Santa Lucía, el banderazo del Aeropuerto, no sé ahí cuántas mujeres ven ustedes en el presídium, en la parte de adelante. Creo que atrás, no veo ninguna, a ver si después podemos contabilizarlas bien.

Adelante está Claudia Sheinbaum, está Olga Sánchez Cordero y está Irma Eréndira Sandoval de ese grupo extenso que yo creo que entre adelante y atrás habrá unas 40 personas, treinta y tantas.

Y miren, ahí está otro ángulo sin mujeres.

A ver, siguiente fotografía de hace unos momentos, hace unos instantes. Por ahí capté ésta que son fotografías oficiales de Presidencia de la República y veo una mujer en el mismo evento.

Y en la siguiente también es de hace unos instantes en Santa Lucía, y nos parece lo más normal estar viendo imágenes en donde hay una, dos, tres mujeres de un montón de gente.

Finalmente, nada más yo diría, si gustan ahí qué hacer; pues seguir develando lo que está pasando, informando, debatiendo, seguir luchando, crear redes, creo que en Mujeres en Plural hemos podido crear una red muy interesante, precisamente luchando por estos derechos político electorales de las mujeres, y aunque es muy plural y de muchos colores y sabores, con un solo objetivo, educar, reeducar y seguirnos educándonos, y estar cerca y reconociendo a quienes nos han abierto rechas, desde lo que han mencionado con acciones del Tribunal Electoral, con la Magistrada Presidenta, recuerdo en aquel entonces María del Carmen Alanís, con las que han estado y con las que están ahora, con senadoras, con Malu Micher, con Patricia Mercado, en la Cámara de Diputados Marcha Tagle.

En fin, no quiero dejar de mencionar a tantas y tantas mujeres que han luchado a través de los años y que ahora pueden ser también pieza clave, para que cuando se hagan las leyes secundarias, cuando empiecen todas estas resistencias una vez realizada la reforma, podamos seguir adelante.

Y concluyendo en la última lámina, yo puse en esta conclusión que estamos con las mismas resistencias de siempre, pero en condiciones distintas, y que hay que aprovechar, la democracia, los derechos humanos deben defenderse y construirse día con día; no está escrito nada, no está garantizado nada, hemos visto también retrocesos, y hay que aprovechar esos vientos favorables, esas condiciones hoy son diferentes, aunque las resistencias siguen siendo las mismas.

Y con esos vientos, volemos con ellos, ya no solo soñando, sino haciendo realidad la o discriminación, la no violencia, el reconocimiento para todos los seres humanos, juntos, iguales.

Muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias, maestra Elisa.

Ahora que pasa esas imágenes es en todo el país, pero hay algo mucho más lamentable, cuando se hace esa aseveración de que hay pocas mujeres, las mismas regidoras, las mismas diputadas dicen: “les vamos a adornar el foro”, es decir, no hay una conciencia por parte de las mujeres que se encuentran en este momento gobernando, de que no están de adorno y que no llegan a adornar ningún panel ni ningún foro.

Bueno, muchas gracias por cada una de las intervenciones, hemos escuchado varias temáticas.

Tenemos una pregunta, vamos a pasar a esta etapa. Solamente, creo todas son en función de lo mismo que se está comentando.

¿Qué se necesita para materializar este principio de paridad en todo?, es decir, hay una pregunta muy concreta, tenemos muy claro que, en los gabinetes estatales, municipales, a nivel federal, tienen que estar paritarios, pero qué pasa en la verticalidad. Ésa es la pregunta.

Los subsecretarios, los directores, ¿cómo debe estar integrado?

¿Quién quiere contestar esa pregunta?

Consejera Electoral del INE, Adriana Margarita Favela Herrera: Yo creo que sí hacemos, Rosselvy, una lectura de las preguntas de manera conjunta, y ya que nos den dos minutos a cada quien para contestar y cerrar.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Sí, todas van encaminadas más o menos a esta parte.

Y aquí tengo otra: ¿Cómo ha sido el apoyo y aceptación de los puestos que han ocupado con sus seres queridos, o bien, familia? ¿cómo se han superado esos temas?, es pues, la familia y la profesión.

Y el tema de cómo se pueden organizar las mujeres con la participación política y su hogar.

El tema de los billetes de 200 pesos de Sor Juana Inés de la Cruz para afuera, el poder económico que representa el dinero como uno de los más grandes símbolos no merece paridad.

Pues esas son las preguntas que nos ha hecho el foro.

Si cada una quiere contribuir, tiene solo dos minutos, y ahí sí les pido que respeten este tiempo.

Empezamos con la maestra Alanís, por favor.

Directora General para una Vida Libre de Violencia y para la Igualdad Política y Social del INMUJERES, Fabiola Alanís Sámano: Sí, bueno, son las preguntas oportunas, muy generales, y si hablamos de la perspectiva personal, yo creo que sí es mucho más complicado, a mí me tocó dirigir, ser la primera mujer en dirigir un partido político en mi estado, en Michoacán, y sí fue complicado porque nos tocó a nuestro equipo y a mí hacer frente a los granadazos del 15 de septiembre, que fue un momento muy difícil hacer frente al michoacanazo, que fue un momento igualmente difícil, hacer frente a una de las crisis de inseguridad más fuertes del país que fue 2011, 2012, después fui precandidata del gobierno del estado con amenazas del crimen organizado.

Son como muchos planos de la participación política de las mujeres y que seguramente diferente en otros estados, a lo mejor Tamaulipas, Durango, Veracruz será más o menos igual la cosa, pero hay estados en donde son otras las condiciones de participación política, aquí mismo la Ciudad de México, etcétera, son otros retos, otros desafíos.

En el ámbito familiar siempre terminan perjudicando a los que más te quieren y te rodean porque hay preocupación siempre.

Y luego hay también, seguramente muchas de aquí que han estado, hay mucha presión mediática y descalificación mediática que, si es una mejor, cómo se viste, miren que ahora, con quién se reúne.

Sí hay mucha presión mediática.

Y cuando estás en espacios, yo fui la secretaria de igualdad sustantiva también en Michoacán, también hay mucha presión mediática, por ejemplo, cuando matan a una mujer o cuando se da un feminicidio, pues la responsable es la titular de las mujeres que no hacen nada.

Es otro tipo de presiones que se viven.

La participación en general de las mujeres en el ámbito de la política es sumamente complejo, desafiante, pero apasionador, esperanzador y muy retador.

Eso yo quisiera decir como de cierre.

Muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Maestra Elisa.  

 

Integrante Fundadora del Colectivo 50+uno, Elisa Alanís Zurutuza: A mí me parece muy interesante el tema del entorno privado, el entorno personal, porque creo que es parte, por supuesto, de todo lo que vivimos, hay historias fantásticas, por ejemplo, de mujeres que han salido adelante, dices: ¿Cómo?

Hace poco estaba viendo un documental, no sé si vieron que empezaron los memes de cuando murió José José, hay una fotografía de los cantantes muy chavitos, está Rocío Dúrcal, está Juan Gabriel.

Por azares del destino Roberto Carlos, y estuvo muy famosa esa foto, y vi un documental de la relación de Roberto, Juan Gabriel, en fin. Y yo no sabía que el esposo de Rocío Dúrcal era también cantante, músico, muy famoso, él decidió viendo el potencial que tenía ella que él se quedaría en las labores del hogar y ella en las labores artísticas, también como manager, participando; pero básicamente en este esquema.

Y yo lo que podría decir es que no hay algo escrito y, por supuesto, son decisiones muy personales de parejas y de las familias, y yo diría familias en plural también como parte de estos procesos que tenemos que ir encontrando.

En mi caso personal ha sido gracias a que yo he podido tener una pareja-pareja, en donde los estudiamos, los dos trabajamos, los dos cuidamos a los niños, los dos aportamos en distintas medidas y en distintos momentos conforme la vida nos va a presentando las oportunidades.

Y entonces eso ha hecho, creo yo, que nos permita tener un desarrollo integral tanto para unas, como para otros y que hemos podido disfrutar lo mejor de los mundos y también las cosas difíciles, porque en los trabajos y en lo personal, en el hogar, en las familias, pues hay muchos sabores y sin sabores.

Eso ha sido por lo menos mi fórmula.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Maestra Montoya.

Dirección General de la Unidad de Igualdad y No Discriminación del TEPJF, Alejandra Montoya Mexia: En el ámbito público, digamos, ya mencioné, creo que al interior de las instituciones tenemos retos a quienes estamos encabezando áreas, como en mi caso, proponer al interior de la institución estas políticas públicas que permitan conciliar la vida personal, laboral con la familiar, y que esas políticas públicas trasciendan y se queden y sean permanentes a los cambios que generan en las instituciones derivados de la temporalidad de los nombramientos que tienen quienes encabezan los plenos al interior del Tribunal Electoral, cambiar la cultura institucional de generar políticas de convocatorias públicas abiertas para mujeres, pero también acompañadas de medidas, de acciones que permitan que un mayor número de mujeres acrediten estos procesos de selección para ocupar de carrera judicial y también en el ámbito administrativo.

Generar acciones que conlleven al posicionamiento de las mujeres y de los hombres también en esta corresponsabilidad de vida laboral y familiar, hablo de horarios escalonados, porque quienes trabajamos en instituciones del ámbito electoral, INE, Tribunal Electoral, etcétera, en proceso electorales y en no procesos electorales todos los días y horas son hábiles.

Luego entonces creo que una medida de acción que pudiese generar, no dejar a la institución sin personal pudiera ser horarios escalonados que permitan que siempre esté el personal laborando en la institución, pero que también puedan salir en horarios prudentes.

En el ámbito personal tengo un cómplice, y siempre lo digo así, que es la persona con la que decidí y él decidió hacer vida matrimonial; creo que eso me ha permitido y a él también le ha permitido crecer intelectual, familiar y personalmente, ambos decidimos en el año 90 iniciar estos caminos en el ámbito familiar y en el ámbito profesional.

No es tarea fácil, no es tarea sencilla para dos profesionistas dejar el ego de lado y sumar para crecer en lo personal y en lo profesional, es saber escucharnos y decirnos a la cara que la estás regando o también poder decirle a la cara que va muy bien, sigue así, yo estoy a tu lado, no detrás, no enfrente, te estoy acompañando en tu crecimiento profesional.

En mi caso tenemos dos hijas a las cuales hemos pretendido crear en este tema de igualdad de derechos, al final del camino no sé si lo vamos a lograr a visualizar, pero esto es lo que hemos construido y esto es lo que les comparto.

Muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Nos acompaña en el panel la maestra Rossy Oviedo en representación del Colectivo 50 Más Uno.

Muchas gracias.

Creo que, a lo largo de estas mesas, que ésta es la segunda, pues hemos podido percibir que se ha avanzado muchísimo, que el barco jurídico internacional, el nacional y los estatales nos protegen.

Sin embargo, también sabemos que la igualdad real todavía no se ha dado, no solamente para nosotras, sino que todavía hay grupos que son doble o triplemente discriminados como las mujeres indígenas que ya hemos visto donde en la Cámara federal solamente están representadas cinco mujeres de 13 distritos en donde se consideró que tenían que ser ocupados por grupos indígenas, obviamente mujeres con discapacidad.

¿Qué tenemos que hacer para lograr esto? Quiero felicitar al INE porque tiene programas de empoderamiento político de mujeres, trabajando dentro de las comunidades para que, de primera instancia, sepan cuáles son sus derechos, para que, de inicio, sepan que tienen que participar en las decisiones de sus comunidades y poco a poco ir avanzando hasta lograr incidir en las decisiones del gobierno.

Que sepan también, hablando del voto femenino que es lo que estamos celebrando el día de hoy, pues que ellas tienen derecho a decidir por quién votar y no un hombre tendría que decidir por quién votan ellas.

Entonces, creo que hay que trabajar, creo que hay que crear redes, bueno, aquí ya nos lo dijo nuestra compañera de una red paralela que es mujeres en plural, quiero decirles que 50+uno es una red también de mujeres diversas, donde integramos mujeres de diversas expresiones políticas, pero también empresarias, académicas, artistas.

¿Y qué hacemos? Buscar ayudar a otras mujeres para que puedan seguir dando pasos hacia adelante. Aquí estamos nosotras.

Y en el tema de los temas familiares, bueno, creo que todos, a las mujeres que estamos aquí, a lo mejor unas más o menos coincidimos con las edades, pues creo que hemos estado en un sándwich, porque venimos de familias que estaban acostumbradas a que las mujeres no decidían.

Sin embargo, pues a nosotros sí nos ha costado un poco de trabajo, afortunadamente yo sí tengo una pareja que en algunas cosas está a favor, y en otras cosas por lo menos no me detiene, que eso creo que ya es una ganancia.

Pero veo que mis hijos se están creando en otras condiciones, o sea, mi hijo varón se da cuenta que su madre siempre sale, trabaja, participa y afortunadamente tengo hija que es una guerrera igual, entonces, creo que en el tema familiar vamos avanzando.

Y, bueno, solamente termino diciendo que 50+uno está abierto para ayudar a cualquiera de las mujeres, y que en estos casos damos la mano para tratar de buscar que otra mujer suba un escalón más porque si todas nos ayudamos, es más fácil que lleguemos a un final mejor y mejores resultados.

Muchas gracias.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Cerramos el comentario de la doctora Favela.

Consejera Electoral del INE, Adriana Favela Herrera: Gracias.

Bueno, yo antes de contestar, nada más quiero resaltar también la presencia de las consejeras electorales de los organismos públicos locales de Campeche, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Tlaxcala, Tamaulipas, Sinaloa, Tabasco, Veracruz, Yucatán. Gracias, qué bueno que están aquí con nosotros y nosotras.

De verdad, es un privilegio tenerlas aquí con nosotros, esta es su casa, ya lo saben.

Y, bueno, en relación con la pregunta que dice que si paridad en todos los cargos, yo diría que sí, tanto en los que son de titulares de los órganos autónomos, Poder Judicial, Poder Ejecutivo, en todos los cargos tendríamos que estar buscando la paridad.

Lo hemos repetido muchas veces, somos más del 51 por ciento de la población, o sea, mujeres sí habemos mujeres, que no nos quieran voltear a ver eso es otra cosa, pero aquí estamos las mujeres y cada vez estamos más preparadas y más participativas.

¿Cuáles son los grandes retos? Ya también habíamos hablado a lo largo de esta materia, pero sobre todo también tenemos que ir trabajando mucho con las mujeres, tenemos que entender que no podemos seguir descalificando a las mujeres, ni por la manera en que actuamos, cómo nos vestimos, lo que hacemos, porque éste es el argumento que siempre se busca para restarnos valor.

Entonces, sí hay que estar muy conscientes de esta circunstancia.

Y nosotras como mujeres también tenemos que estar cambiando algunos aspectos porque ahora resulta que nos hacemos cargo de las tareas que históricamente nos fueron asignadas, ¿no?, el cuidado de los hijos, el hogar, los enfermos, la familia, pero además somos profesionistas y salimos a trabajar, y estamos ahí participando de manera más activa.

Sí hay que conciliar la vida familiar y el trabajo, es un poquito como complicado, pero hay que hacerlo, y yo creo que las personas cuando nos ven que estamos participando, que estamos actuando de una manera diferente a lo que socialmente se estaba acostumbrados, entonces, vamos ahí generando ese cambio cultural.

Yo tengo un hijo y él sabe perfectamente que tengo que trabajar, y él me apoya y cumple con su parte en el hogar, sobre todo con estar estudiando, ¿no?

Yo no hablo de las parejas, porque yo soy divorciada. Yo sí formo parte de la estadística que cuando va a veces uno avanzando su carrera profesional, a veces también te vas quedando un poquito como sola, no tan sola porque me divierto mucho.

Pero, yo no tengo la suerte de mis compañeras. Pero lo más importante ya para terminar, sí tenemos que quedarnos con varios mensajes.

Tenemos que seguirnos apoyando entre nosotras mismas como mujeres, sí.

Tenemos que buscar aliados hombres y también acuérdense que los estereotipos nos lastiman y nos limitan tanto a las mujeres como a los hombres por las tareas asignadas, por las cuestiones de género. Pero los hombres también la pasan mal, porque también tienen que ir cambiando y necesitamos urgentemente un cambio cultural. Y esa es una tarea de todas las personas, de todas nosotras, de todos los hombres también y hay que estarnos sumando y hay que hacerlo día con día para que de verdad podamos migrar de una cultura patriarcal, machista a una cultura incluyendo donde podamos tener mejores condiciones para el desarrollo de todas las personas.

Porque al final de cuentas hombres, mujeres, niñas, niños, todas las personas somos eso, simplemente seres humanos.

Entonces, muchísimas gracias. Qué bueno que están aquí en el INE, vamos a seguir con las actividades y gracias por su atención. Gracias, Rosselvy por la moderación, por ser nuestra presidenta de AMSE y gracias por aceptar la invitación de estar aquí con nosotros.

Consejera Electoral del IEPC Tabasco y Presidenta de la AMCEE, Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo: Muchas gracias.

Con esta parte damos por concluido este panel.

Hace muchos años Simón de Bovua Simone de Beauvoir nos dijo y nos advirtió, estén siempre alertas, siempre vigilantes porque bastará cualquier crisis de tipo político, económico, religioso para que se vengan para atrás otra vez los derechos adquiridos de las mujeres, ya que estos jamás se han dado por fielmente adquiridos.

Debemos estar siempre permanentemente vigilando. Hemos visto algunos movimientos en contra del empoderamiento de las mujeres, como en el caso de Me Too, donde ya se empiezan a observar algunas provocaciones a los temas del empoderamiento de mujeres.

Entonces, siempre vigilantes los derechos de las mujeres, nunca se darán por adquiridos, por lo que siempre tenemos que estarlos garantizando y protegiendo.

Muchas gracias por la presencia.

Presentadora: Muchas gracias a las participantes de esta mesa.

A continuación, les pedimos sean tan amables de trasladarse al vestíbulo, en donde se llevará a cabo la presentación de las exposiciones La Mujer Down y su integración a la sociedad de la Fundación Arte-Down México, así como la exposición fotográfica Arte, Igualdad y Ciudadanía de adolescentes privadas de su libertad que participaron en el Taller Cristina Kahlo.

 

-o0o-