Discurso de Lorenzo Córdova en la Inauguración del Seminario “Construcción de la Democracia paritaria en Internet: Libertad de Expresión y Estereotipos”

Escrito por: INE
Tema: Consejero Presidente

Muchas gracias, muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Distinguidas y distinguidos miembros del presídium. En particular, agradezco mucho la presencia del magistrado Felipe de la Mata en este evento, en representación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El ascenso de las redes sociales a la vida pública está creando nuevos desafíos para la organización de las elecciones. Personas dedicadas a la política, precandidatas y precandidatos, aspirantes independientes a un cargo de representación, partidos y coaliciones, organizaciones sociales, simpatizantes de alguna fuerza política, así como en general usuarias y usuarios sin vínculos partidistas, pueden intervenir hoy en los debates públicos que ocurren en las redes sociales.

Lo hacen desde su óptica personal, desde la forma en que interpretan el ejercicio de su libertad de expresión y naturalmente sus convicciones políticas.

Cada usuario de un teléfono inteligente en la era digital y acceso a Internet, aunque no cuente con información suficiente sobre los valores democráticos, como la tolerancia, la inclusión, la no discriminación, está en condiciones de subir información y difundirla como si fuera un reportero en ciernes.

La problemática que se deriva de ello radica en el impacto que están teniendo los medios digitales y las redes en la convivencia actual, y específicamente la repercusión que pueden tener en el proceso electoral más grande que hayamos vivido en nuestra historia democrática.

Para dimensionar la importancia de las redes y los medios digitales en la actualidad, pongo, a los que ya han sido presentados en esta mesa, un par de datos adicionales: de acuerdo con el INEGI, 65.5 millones de personas de seis años o más en el país son usuarias de los servicios que ofrece Internet, lo que representa casi el 60 por ciento de la población

De acuerdo con el informe más reciente de Latinobarómetro, por otra parte, aunque siete de cada 10 personas siguen prefiriendo a la televisión como medio para enterarse de los asuntos públicos, en menos de una década los medios digitales se han constituido para un tercio de la población, en el canal privilegiado para conocer lo que sucede en los asuntos públicos.De ahí la importancia que está adquiriendo el conocimiento de los medios digitales y las redes en el contexto de la democracia en general y de nuestras elecciones en concreto.

La era digital no sólo ha diversificado las audiencias, sino que ha multiplicado exponencialmente las voces y enfoques que participan de la conversación pública que se da en las redes y medios digitales, y esto significa que en dichos medios se están reproduciendo los déficits culturales que tenemos como sociedad.

La violencia política por cuestiones de género, la discriminación, las expresiones sexistas, los prejuicios y estereotipos de género en las redes e Internet son sólo algunos de los fenómenos que debemos atacar si pretendemos contribuir la construcción de una sociedad 50 – 50 en la era digital.

Por ello, para que el proceso electoral más grande de la historia sea también el más explicado y también la mayor escuela en materia de paridad de género, necesitamos poner atención a los medios digitales, a los medios nativos y por supuesto a las redes sociales.

Se trata de contribuir con información y herramientas útiles y pertinentes para que en las campañas electorales, que inician el próximo 30 de marzo y que se desplegarán en la radio y la televisión, así como en las redes sociales e Internet, la presencia de un número inédito de mujeres contendiendo refleje el compromiso paritario dispuesto por nuestra Constitución.

Estudios realizados por el INE sobre el Proceso Electoral de 2017, sobre los procesos electorales del año pasado, reflejan que sólo el 18.5 por ciento del total de las entrevistas publicadas en los medios se realizaron a mujeres; en cambio, los hombres publican más que las mujeres en los medios en temas político-electorales y existe una brecha en las publicaciones de radio y televisión, en comparación a las notas públicas a través de Internet. Hay un número importante de barreras que aún debemos superar.

En síntesis, hemos entrado a una era en la cual la competencia electoral sólo puede explicarse adecuadamente si se toma en cuenta la influencia que tienen los medios digitales. Estamos ante una transformación del medio ambiente en el que se difunden, interacciona la vida pública, y en el que cursa la competencia electoral en consecuencia.

El INE ha sido sensible a esta realidad de nuestra convivencia en clave democrática y por ello, a la par del Tribunal Electoral y de Inmujeres, que conformamos el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México, y en el contexto de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, hemos planteado la organización de este evento.

Estamos convencidos que la información generada en el ámbito de lo político no se separa de nuestra realidad cotidiana; de ahí que la contienda electoral refleja, como ya se ha dicho aquí, los rasgos culturales de nuestra propia sociedad; por lo que si ordinariamente reproducimos estereotipos, es lógico que estos se vean reflejados en las intervenciones que tenemos en las redes sociales y en los promocionales de los partidos políticos, de las candidaturas independientes y, hay que decirlo también, por cierto, en la cobertura noticiosa que las propias campañas electorales tienen.

La apuesta del INE y de nuestras organizaciones aliadas en los temas de igualdad y de la construcción de una democracia paritaria, me parece, es apelar a la pluralidad y a la diversidad de nuestra sociedad para modificar, o intentar modificar, los patrones de comunicación en todos los ámbitos tradicionales y digitales; se trata de generarnos recíprocamente contextos de exigencia.

Existen sectores sociales que son arduos defensores de los derechos humanos, de los principios democráticos, de la legalidad, de la justicia social y de la eliminación de la discriminación para los sectores históricamente desaventajados. Esas voces merecen un espacio amplio, una magnificación de su voz en las redes.

Seguramente, muchas de las preguntas que nos habremos de plantear en este foro giran alrededor de la posibilidad de que un discurso democrático igualador, basado en el respeto de las diferencias y abierto al debate y al diálogo, sea el preponderante en las redes sociales a propósito de la campaña electoral por venir.

Concluyo, recordando que los medios de comunicación son una de las principales herramientas de la ciudadanía para ejercer su derecho a la libertad de expresión. Justo por ello es que tienen un papel clave en la lucha por erradicar la discriminación, para visibilizar la diversidad de la población, para fomentar una concepción igualitaria de las personas, y para dejar de ser reproductores y creadores de estereotipos.

En pocas palabras, los medios son fundamentales para recrear la democracia, pero los medios de comunicación, incluso los medios digitales, las redes, la Internet, en fin, no hacen democracia. Basta ver lo que ocurrió en el norte de África, en los países de la así llamada “Primavera Árabe”, en donde autocracias cayeron precisamente en buena medida por la influencia y la capacidad de comunicación que tuvieron las redes sociales.

Pero ninguno de esos países a seis, siete, años de la caída de las autocracias de la “Primavera Árabe”, hoy ha podido constituirse en una democracia. Los medios no hacen democracia per se, las redes no hacen democracia per se, el Internet no hace democracia per se.

Finalmente, estamos hablando de canales de comunicación, de espacios instrumentales. La democracia puede beneficiarse, y debe beneficiarse, de estos canales, de estos espacios de comunicación.

Pero eso pasa al final del día; es decir, que estos sean mecanismos, instrumentos fundamentales, instrumentos robustecedores de la democracia por la calidad del debate público que realicemos en los mismos y la vocación, esa sí democrática, de quienes seamos los usuarios en Internet. Y eso no se va a lograr sino generándonos, como decía, contextos de exigencia.

Reitero lo que hemos venido diciendo en varias ocasiones. Consolidar el derecho de la igualdad de género en los medios de comunicación es una labor indispensable para fortalecer el sistema democrático, que las personas e instituciones aquí reunidas debemos asumir de manera responsable día con día.

Ello, para que 2018 sea una experiencia emblemática en la construcción de la democracia paritaria que todas y todos queremos para el futuro de nuestra nación.

Que sean exitosos los trabajos de este taller, de este seminario. Muy buenos días y gracias.

Versión estenográfica de la intervención el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, en la inauguración del Seminario “Construcción de la Democracia paritaria en Internet: Libertad de Expresión y Estereotipos”

-o0o-