Intervención de Lorenzo Córdova en la visita a las Instalaciones de la papelera de Chihuahua, S.A. de C.V., al inicio de la Producción de Papel Seguridad para la impresión de Boletas y Papelería Electoral que se utilizara el 1 de Julio de 2018

Escrito por: INE
Tema: Consejero Presidente

Muchas gracias.

Muy buenos días a todas y todos.

Saludo con mucho afecto a quienes integran este presídium, particularmente al maestro Alonso González Ramírez, Director General de comercialización de COPAMEX.

Al maestro Ariel García Contreras, Director General de Talleres Gráficos de México.

Y por supuesto, a mis colegas la y los consejeros electorales; al Secretario Ejecutivo; señor Presidente del Instituto Estatal Electoral, al señor Presidente de nuestro Consejo Local; a los integrantes del propio Consejo Local; a los miembros de la Junta General Ejecutiva del INE que nos acompañan y a los funcionarios tanto de Talleres Gráficos, como de COPAMEX que están el día de hoy aquí.

Con el inicio de la producción del papel seguridad avanzamos hacia la construcción de otro de los eslabones de la cadena de confianza que le han dado credibilidad al sistema electoral mexicano y que precisamente para tal finalidad ha sido diseñado y establecido así en nuestra legislación.

Cuando hablamos de cadena de confianza, estamos hablando del conjunto de eslabones que sucesivamente se cierran y que, concatenadamente, implican el ir construyendo el blindaje hacia la confianza en las elecciones.

Desde el año 2000 las boletas electorales, uno de los eslabones de esa cadena de confianza y que utilizamos en todas las contiendas federales, se imprimen en papel seguridad. También ocurre lo mismo con las boletas que se utilizan en los comicios locales.

COPAMEX desde el año 2000, a través de Pachisa, ha sido la empresa encargada de generar este papel seguridad.

Se trata de una medida, como se mencionaba, que da certeza a los materiales con los que los votantes ejercen sus derechos políticos electorales en las casillas.

Desde ahora, como ya señalaba el Consejero Marco Antonio Baños, comienza, por cierto, la custodia que las fuerzas federales, las fuerzas armadas federales hacen de la documentación electoral.

La SEDENA en este momento, desde que arranca la producción del papel seguridad, y más adelante, los miembros del Ejército, la Fuerza Aérea, a los que se suman los integrantes de la Secretaría de Marina.

A ellos desde ahora mi reconocimiento y agradecimiento, por el puntual y leal trabajo de custodia de los materiales electorales, desde este momento, cuando arranca su producción, hasta, en su momento, su término, cuando con base en los mandatos de la ley, serán eventualmente destruidos.

Pero para entonces, ya las elecciones habrán sido cerradas, calificadas y los mexicanos nuevamente a través de este mecanismo habremos renovado nuestros poderes públicos en paz.

Utilizar papel seguridad en las boletas, refleja la convicción del Estado mexicano de proteger cada sufragio como si fuera prácticamente un documento de identidad.

Es de ese tamaño el compromiso y la apuesta. Y asegurar a la ciudadanía dos aspectos fundamentales: primero, que exista un control absoluto sobre la cantidad de boletas que se producen; y segundo, que es materialmente imposible que las boletas electorales sean reproducidas ilegalmente.

Es por ello que, como ya se explicó, el papel seguridad cuenta con filamentos de plástico de diferentes colores, unos visibles a simple vista, otros perceptibles únicamente con luz ultravioleta.

En ningún lado del mundo el material que se utiliza, con el que se fabrican las boletas electorales cuenta con los mecanismos de seguridad con los que en México fabricamos estos documentos.

Es importante subrayar que el papel seguridad que se utiliza para las boletas es producido exclusivamente para el Instituto Nacional Electoral.

Ninguna otra institución, empresa u organismo puede utilizar los rodillos que fueron diseñados especialmente para la producción del papel seguridad.

Además, la producción se da con un riguroso control, no sólo del gramaje, como se mencionaba, sino también de la densidad de las fibras visibles e invisibles por decímetro cuadrado, precisamente para garantizar que solamente estos materiales, que son auditables, que son verificables, son aquellos en los que las y los ciudadanos mexicanos plasmaremos el ejercicio de nuestra soberanía, a través del voto.

Se lleva, además, un control detallado, tanto del proceso de producción, como de los sobrantes, incluso al término de impresión de las propias boletas.

Este nivel de sofisticación del proceso de producción de las boletas electorales en México, que se explica por la desconfianza con la que se ha diseñado el andamiaje de la democracia mexicana.

Una vez más estamos ante un ejemplo concreto de que la construcción, la recreación de la democracia en nuestro país pasa por vacunar e inocular la desconfianza, cuyo combate ha alimentado la construcción del sistema electoral mexicano.

En otros países, vale la pena mencionarlo, las boletas se imprimen en un simple papel, el más barato en muchas ocasiones que está a disposición. Y pueden, por cierto, ser incluso fotocopiadas durante el día de la jornada electoral si llegaran a haber faltantes en las casillas.

La experiencia del Brexit es una experiencia que ilustra muy bien la diferencia entre un sistema electoral que se elabora, que se construye, que está pensado precisamente para inocular la desconfianza, frente a un sistema electoral en donde la confianza es la base sobre la que las elecciones se realizan.

La diferencia es tal es que si llegan a faltar boletas en las casillas en México y se fotocopiaran, la gobernabilidad estaría en duda y esto sería noticia de primera plana y no para bien, lamento decirlo.

De ahí la importancia del evento que el día de hoy nos trajo a las y los consejeros electorales al estado de Chihuahua. He insistido que el del 2018, no sólo será el proceso electoral más grande que hayamos vivido las y los mexicanos de nuestra historia, sino tenemos que lograr también que sea el más explicado.

De la claridad de nuestra explicación dependerá que el INE, y en consecuencia la elección, recupere los niveles de confianza que se llegaron a tener, y con ello contribuiremos, por cierto, a evitar que la desinformación que eventualmente se produce, dañe la transparencia, la legalidad y la credibilidad de nuestras elecciones.

Estamos claros que hay un ambiente de  insatisfacción con la democracia y con sus resultados, y una deuda secular con las expectativas incumplidas a lo largo de este cuarto de siglo de vida democrática.

Más aún, el recambio generacional que ha experimentado nuestro país nos obliga a volver a explicar las bases de nuestra democracia. El A, B, C de nuestro sistema electoral, y por qué el mismo, constituye la mejor forma de recrear el poder público en las urnas que hemos conseguido.

Necesitamos explicar a las nuevas generaciones, a los más de 12.6 millones de jóvenes que por primera vez podrán votar en una elección presidencial, la solidez de cada procedimiento, la legalidad de nuestras decisiones y la imparcialidad con la que actúa la autoridad electoral.

Necesitamos explicar tantas veces como sea necesario y con tanta vocación pedagógica como sea posible, los factores que han hecho del sistema electoral mexicano un referente a nivel internacional, y por qué por mucho, es el más robusto de América Latina.

Concluyo agradeciendo a Talleres Gráficos de México y a Grupo COPAMEX y a su filial, Papelera de Chihuahua, Pachisa, su compromiso con la calidad que, estoy seguro, una vez más tendrá la producción de papel seguridad que hoy inicia.

De nueva cuenta agradezco desde ahora, cosa que, enfáticamente, realizaremos de aquí hasta que el proceso electoral concluya, la colaboración de nuestras Fuerzas Armadas en el resguardo de la documentación electoral.

La calidad y el cuidado con el que se desarrolle la producción del papel seguridad, es una contribución a la certeza de las próximas elecciones en nuestro país, pero no podemos hacer de éste un acto meramente burocrático, asimilado y conocido solamente por quienes estamos en este espacio.

Esto tiene que explicarse a la ciudadanía porque es una de las maneras de construir la confianza de la que depende la seguridad y sobre todo la libertad con la que acudirán a las urnas.

Estamos, sí ante las elecciones más grandes de nuestra historia democrática. Seguramente serán una de las elecciones más complejas, más densas como señalaba el Consejero Marco Antonio Baños.

Es producto de nuestra pluralidad y de la enorme riqueza y fortaleza de la competencia democrático-electoral que hemos logrado construir en nuestro país, pero también queremos que sean las elecciones más libres y para eso estamos trabajando todos los días.

El INE, de la mano de millones de ciudadanos, gracias a las alianzas estratégicas, como la que nos tiene hoy reunidos esta mañana, construye día a día y así seguiremos haciéndolo, las condiciones para que el próximo primero de julio todas y todos los mexicanos podamos votar con libertad y con confianza de que nuestro voto será respetado.

Muchas gracias.

Versión estenográfica de la intervención del Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, durante la visita a las Instalaciones de la papelera de Chihuahua, S.A. de C.V., al inicio de la Producción de Papel Seguridad para la impresión de Boletas y Papelería Electoral que se utilizara el 1 de Julio de 2018

-o0o-