Intervención de Jaime Rivera en la designación de las Consejeras y Consejeros Electorales del Órgano Superior de Dirección de los (OPLE) de 18 Entidades

Escrito por: INE
Tema: Actividad del Consejo

Gracias, buenos días a todos y a todas.

De 2014 a la fecha, el procedimiento para designar Consejeros y Consejeras locales ha evolucionado.

Ahora tenemos un procedimiento que en apego a los principios rectores de la función electoral y a las reglas de transparencia tiene tres grandes virtudes:

Primero, privilegia el mérito por encima de perfiles políticos, los instrumentos utilizados como un examen de conocimientos técnicos en materia político-electoral diseñado, elaborado y aplicado por una institución académica de excelencia como el CENEVAL.

Segundo, bueno y la realización de un ensayo también para evaluar los méritos, para evaluar la habilidad de los aspirantes para comprender, situar y analizar problemáticas del ámbito electoral, a cargo de una institución de primerísimo nivel, como El Colegio de México. Así se garantiza que los candidatos que pasan a las siguientes fases tengan credenciales para ocupar cargos de dirección, como son los de Consejeros.

Se fomenta y, de hecho, se garantiza la equidad de género, con el impulso de políticas o acciones afirmativas en esta materia. El Instituto promueve a nivel local la presencia de mujeres en los órganos de dirección y los resultados están a la vista.

Al haber establecido como regla que pueden pasar a las siguientes etapas del concurso 10 o 12 mujeres y 10 o 12 hombres, según los cargos que estaban por designarse, que hayan obtenido la mejor puntuación en el examen de conocimientos, se permitió que el 47 por ciento de las propuestas para ocupar las consejerías electorales, sean mujeres.

Esto significa que mientras poco más de seis de cada 10 participantes registrados en el concurso fueron hombres, al final podemos proponer que casi cinco de cada 10 designaciones sean mujeres.

Se salvaguardan los derechos de los participantes, el procedimiento establece mecanismos que permiten canalizar las inconformidades de los aspirantes, esto es, tienen a su disposición instrumentos correctivos que preservan los principios de equidad.

Después que tres postulantes recurrieron al Tribunal para impugnar el concurso, 45 se inconformaron por los resultados obtenidos en el examen de conocimientos y 79 solicitaron revisión de los dictámenes obtenidos por sus ensayos.

Los nombramientos que se proponen aquí derivan de un proceso de designación robusto y justo.

El Proyecto de Acuerdo propone 25 mujeres y 28 hombres, quienes cuentan con los perfiles idóneos para desempeñarse como Consejeros Electorales. Las principales características de este grupo son las siguientes:

Por un lado, juventud; la edad promedio de los futuros Consejeros es de 40 años. Conocimientos en la materia electoral, las calificaciones obtenidas en los exámenes fueron en promedio 90, en una escala de cero a 100.

Experiencia profesional, el 68 por ciento de los candidatos finalistas son o han sido servidores públicos que ocupan cargos en instituciones relacionadas al ámbito político-electoral.

Convicción democrática, el 43 por ciento de los ganadores han participado en alguno de los procesos de designación organizados por el Instituto Nacional Electoral.

Formación profesional, al ser un requisito, todos los aspirantes tienen estudios de licenciatura; no obstante, el 66 por ciento cuenta con estudios de maestría y el 11 por ciento con preparación de doctorado.

La gran fortaleza del Sistema Nacional Electoral reside en la experiencia acumulada y la capacidad operativa de los Organismos Públicos Locales. Los Institutos Electorales tienen su autonomía y esta debe ser respetada; tienen responsabilidades y estas deben ser asumidas a plenitud.

Vale la pena señalar algunos de los criterios utilizados para la selección. Es un proceso delicado, complejo, en el que se hizo una ponderación de diversas cualidades, por un lado, todos los ciudadanos concursantes que participaron a la etapa de entrevistas fueron entrevistados por grupos de entrevistadores de tres o cuatro Consejeros.

En ella, se consideró su perfil profesional, la habilidad para desenvolverse, para responder a situaciones potencialmente difíciles y demostraron su carácter para evaluar su idoneidad.

Se buscó el equilibrio, en la paridad de género, por supuesto; pero también un equilibrio profesional y en algunos casos las cualidades necesarias para fortalecer el Consejo al que se integrarían.

Se recibieron también observaciones de los partidos políticos que fueron ponderados en su momento por todos los Consejeros. Se buscaron consensos entre todos los Consejeros.

Hay que decir que la decisión, en muchos casos, fue difícil, porque había que elegir entre buenos, muy buenos prospectos y había que elegir a los mejores.

Esto implica que algunos concursantes muy idóneos y de alto valor profesional tuvieron que quedar fuera, porque el número de cargos es limitado.

Quiero expresar aquí mi respeto y reconocimiento a quienes participaron y muchos de ellos que con méritos amplios y sobrados para este cargo no pueden ser nombrados por el límite, por el número limitado de nombramientos disponibles.

Ninguna valoración o ponderación que se hizo de los candidatos implica algún juicio derogatorio o que demerite sus cualidades. Quiero enfatizar esto.

Si hubo de parte de cualquiera de los entrevistadores y en lo personal de mi parte alguna pregunta o expresión que incomodara o, incluso, lastimara a alguien en lo personal, ofrezco una disculpa y reitero mi respeto a quien lo hay sentido así y a todos los concursantes.

Tenemos entonces un sistema complejo, donde el organismo nacional y los organismos locales deben poner lo mejor de cada uno para que las elecciones se hagan bien.

El Instituto Nacional Electoral debe dar mucho acompañamiento y apoyo a los institutos electorales de los estados, tanta comunicación y cooperación como sea necesaria por parte de nuestros órganos centrales y nuestras delegaciones.

Los Consejeros que ya están fungiendo y los que sean nombrados, enseguida, pueden tener la seguridad de respeto, el apoyo, el acompañamiento por parte del Instituto Nacional Electoral.

Lo que no puede estar en duda es que todos tenemos un compromiso común: tener elecciones bien organizadas. Por eso el Instituto no escatimará en el acompañamiento que le corresponde brindar, según sus atribuciones.

Y por parte de los organismos electorales estatales esperamos que en todo momento asuman sus responsabilidades con lucidez y madurez institucionales.

El Sistema Nacional Electoral se pondrá a prueba con estas designaciones.

Gracias.

Versión estenográfica de la intervención del Consejero Electoral Jaime Rivera, en el punto 1 de la Sesión Extraordinaria,   en el que  se aprueba la designación de las Consejeras y Consejeros Electorales del Órgano Superior de Dirección de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) de 18 Entidades Federativas

-o0o-